Negocios

Se juegan el trofeo de la NBA

Claro que enfrente estarán los Cavaliers de Cleveland, que de la mano del increíble Le Bron James, soportó la presión de estar 3-1 abajo y de la mano de un rendimiento superlativo del exquisito jugador nacido en Ohio, logró igualar todo por tercera vez en la historia de una final.

Ahora, los Cavs buscan convertirse en el primer equipo que supera una desventaja de 3-1 para ganar el campeonato, mientras los Dubs, aparte de evitar el colapso más grande de la historia de las Finales, persiguen cerrar una temporada de ensueño con su segundo título en fila. Los Knicks en 1951 y los Lakers de 1966 también lo hicieron; sin embargo, no pudieron llevar el título a sus vitrinas.

Otra estadística en contra de los Cavaliers es que de 18 finales de la NBA, solo tres conjuntos han podido ganar el séptimo duelo como visitantes en un lapso de 10 años, entre 1969 y 1978.

Golden State tendrá el calor de su gente, ya que el Oracle Arena será un auténtico infierno que espera cazar los sueños de los Cavaliers, y para ello, el equipo de Steve Kerr debe ser un muro infranqueable como lo fue en la temporada regular.

James, al igual que Curry, admite que nada de lo hecho hasta ahora ya cuenta de cara al séptimo partido por lo que lo único que valdrá será el resultado final, que la estrella de los Cavaliers está confiado que va a caer de nuevo del lado de su equipo. COLOR Boletos para juego alcanzan valor de Super Bowl El precio de las entradas para ver hoy el séptimo y decisivo partido de las Finales de la NBA han alcanzado los niveles de lo que se paga cuando llega el mayor evento deportivo del año en Estados Unidos como es el Super Bowl de la NFL. El precio medio de las entradas para el Super Bowl de 2013 cuando los jugaron los Ravens de Baltimore y los 49ers de San Francisco no superó los dos mil 500 dólares, que fue el más bajo que se ha registrado.



Сomo este

Más reciente




Recomendado