Cultura

Hombre deja a su esposa por su muñeca sexual

Hombre deja a su esposa por su muñeca sexual”

En las últimas horas se viralizó la historia de Senji Nakajima, un empresario japonés de 61 años que, separado, con dos hijos y ante la distancia obligada de la familia por cuestiones laborales, compró una muñeca en Tokio a la cual bautizó como Saori para comenzar a convivir con ella.

A los 55 años este japonés decidió darle fin a su soledad y comprar a Saori con el único fin de satisfacer sus necesidades sexuales, pero con el paso del tiempo esta relación se convirtió en algo lejos de lo físico, sino que Senji empezó a enamorarse de la personalidad de este instrumento. Estoy cansado de los humanos racionales modernos... no tienen corazón.

"Ella nunca me traiciona". Para mi, ella es más que una muñeca. "Ella necesita mucha ayuda, pero es mi pareja perfecta y compartimos grandes momentos juntos", afirma.

Además agregó que uno de los mejores aspectos de su "relación" con Saori es que ella no lo busca "únicamente por su dinero" -como lo hacía su esposa- sino que de verdad se quieren y que además disfruta salir con ella y cuidarla.

Las muñecas de silicona tienen un costo aproximado de 5 mil dólares y su costo sigue aumentando a medida que las relaciones íntimas con objetos comienza a ponerse de moda en Asia. Las muñecas no son inflables y hay alrededor de 50 modelos en el mercado oriental.

Según Japan Times, la industria de juguetes sexuales china genera un valor de USD 12.5 billones anuales, y tienen mucho que agradecerle a las muñecas de amor, de las cuales anuncian que son tan reales que los compradores nunca volverán a querer una novia verdadera.



Сomo este

Más reciente




Recomendado