Mundo

Rusia redobló la apuesta con "el padre de todas las bombas"

Rusia redobló la apuesta con

Tras el lanzamiento ayer por Estados Unidos de la bomba GBU-43, la mayor no nuclear del arsenal estadounidense, conocida como "la madre de todas las bombas", los medios rusos recuerdan que Moscú guarda en sus arsenales al "padre", un proyectil cuatro veces más potente.

Se trata de la Aviation Thermobaric Bomb of Increased Power (ATBIP) y no solo destruye todo dentro de su zona de explosión, sino que la misma cubre un radio de 300 metros, el doble que la MOAB.

Trump lanzó la bomba no nuclear más poderosa de los EE. Fue desarrollada a inicios de los 2000 y probada con éxito en 2007, cuando fue lanzada desde un bombardero estratégico Tu-160, y arrasó por completo un bloque de apartamentos.

Rusia probó su bomba en 2007, donde se determinó que la temperatura de la explosión fue dos veces mayor al de la "madre de todas las bombas".

Y es que el 'Padre de todas las bombas' es un arma termobárica, también llamada bomba de vacío, es decir que cuando explota en el aire se vale del oxígeno para potenciar su onda explosiva.

Si bien es más ligera que la GBU-43 de Estados Unidos, la versión rusa es cuatro veces más potente y equivale a 44 toneladas de TNT. Por ser de carácter clasificado, no se conoce el fabricante de este armamento ni la cantidad de bombas producidas.

"Los resultados de esta munición aérea han demostrado que su eficiencia y capacidad se asemeja a la de una cabeza nuclear. Al mismo tiempo -quiero hacer hincapié en esto-, no tiene ningún efecto contaminante para el medio ambiente, a diferencia de lo que ocurre con las armas atómicas".

Para describir el poder destructivo de la bomba, Rushkin señaló que "todo ser vivo es literalmente vaporizado".

La bomba está principalmente destinada a liquidar complejos de cuevas y túneles subterráneos utilizados como escondite por grupos yihadistas.



Сomo este

Más reciente




Recomendado