Mundo

Brasil: incendiaron el Ministerio de Agricultura

Brasil: incendiaron el Ministerio de Agricultura”

Al menos 25 mil personas marcharon este miércoles en la Explanada de los Ministerios, en pleno corazón político de Brasil, y se enfrentaron durante horas a la policía a pocos metros del palacio presidencial, las sedes ministeriales y la Cámara de diputados.

Este hecho provocó incendios en dos ministerios y 49 personas resultaron heridas. Varios edificios quedaron manchados con graffittis contra Temer.

Cientos de policías fueron desplegados frente a los edificios gubernamentales, que están todos concentrados en un solo barrio en Brasilia, ante la posibilidad de que se produzcan enfrentamientos o tentativas de invasiones.

Temer, acorralado por un gigantesco escándalo de corrupción, se negó a renunciar la semana pasada luego de la divulgación de nuevas denuncias que lo involucraron a él y a sus principales colaboradores, lo que dejó la agenda de su gobierno al borde del fracaso.

El presidente Michel Temer ordenó el uso de las Fuerzas Armadas para reprimir a actos como el que protagonizaron esta tarde en Brasilia las mayores confederaciones gremiales de Brasil: la Fuerza Sindical y la Central Unica de Trabajadores.

"El presidente dice que es inaceptable el desorden, el descontrol y que no permitirá que actos como estos vengan a empañar el proceso que se desarrolla de manera democrática y en respeto a las manifestaciones", dijo el ministro de Defensa, Raúl Jungmann, en un pronunciamiento por la TV estatal, el canal NBR.

Un total de 1.300 militares del Ejército y 200 fusileros navales se desplegaron por las calles del Distrito Federal.

Miles de manifestantes abarrotaron la sede del Gobierno para exigir el fin de las medidas de austeridad y la dimisión del mandatario.

La crisis política en Brasil es cada vez mayor.

Temer está contra las cuerdas después de que la Corte Suprema abriera una investigación en su contra a petición de la Fiscalía, que sospecha que el gobernante pudo haber participado de delitos de corrupción, obstrucción a la Justicia y organización criminal.

El presidente se niega hasta ahora a dimitir. La crisis, sin embargo, tiene prácticamente paralizado a su Gobierno, que impulsa un programa de reformas económicas en el Congreso. En el Congreso fue necesario suspender temporalmente una sesión debido a disputas y empujones, entre parlamentarios opositores y aliados del Presidente. La opinión pública ya baraja nombres para un posible sucesor, que tendría que ser elegido en el plazo de 30 días en una votación en el Legislativo.



Сomo este

Más reciente




Recomendado