Negocios

Iglesia: periodismo y sacerdocio son las profesiones más peligrosas en México

Iglesia: periodismo y sacerdocio son las profesiones más peligrosas en México”

El semanario católico Desde la Fe, en su editorial de esta semana titulado "Lunes negro", denuncia que en México la violencia no cesa y se ha vuelto incontenible.

Bajo el título "Lunes negro", la Iglesia se sumó a la condena de los asesinatos de los periodistas Javier Valdez y Jonathan Rodríguez y el ataque en el que fue herido el Párroco José Miguel Machorro en la Catedral de la Ciudad de México, todo el lunes pasado.

"En este sexenio van 33 periodistas caídos y son 17 sacerdotes los que han dejado de existir bajo circunstancias violentas", señala el editorial.

"Mientras los burócratas están sentados en el escritorio haciendo mesas y más mesas de diálogos estériles, medidas inútiles y altamente costosas para el país, la realidad los tiene rebasados, están perplejos, no saben cómo salir del abismo".

El sacerdocio y el periodismo son ya las dos profesiones más peligrosas en México, con 33 y 17 muertos respectivamente, en lo que va del actual Gobierno, de Enrique Peña Nieto, indica el semanario.

"Y como plaga apocalíptica, mientras celebraba el sacrificio de la Misa en la Catedral Metropolitana, el padre José Miguel Machorro Alcalá fue arteramente apuñalado, tiñendo de rojo un recinto de paz y misericordia, sólo porque un desequilibrado supuso que su ley: la violencia, era la mejor forma para consumar sus irracionales pretensiones", sentencia la Arquidiócesis Primada.

Agrega que "los periodistas cayeron por demostrar la verdad y develar a la opinión pública las alarmantes relaciones entre el crimen y las autoridades que han sido corrompidas por el poder del enemigo que nos está destruyendo".

Resaltó que la vocación de los religiosos es brindar servicio espiritual a sus fieles y lamentó que ahora sean blanco del crimen "por ser incómodos en la tarea profética de anunciar y denunciar, por guiar a sus comunidades por sendas de una vida más digna frente a los corruptores del tejido social".

"Quisiéramos tener noticias buenas, confiar en que las autoridades cumplirán su deber de castigar contra quienes atentan contra la vida de periodistas, sacerdotes y miles de mexicanos cuyas familias no han tenido justicia por homicidios arteros, pero esto parece imposible, la realidad dice otra cosa; el 99 por ciento de los crímenes contra periodistas permanece impune, y lo mismo puede decirse de los sacerdotes abatidos".



Сomo este

Más reciente




Recomendado