Tecnología

La Antártida se está volviendo verde por el cambio climático

La Antártida se está volviendo verde por el cambio climático”

Dicho análisis reveló un aumento de la actividad biológica parejo al calentamiento global de los últimos 50 años, es decir, que la localidad polar está experimentando un 'cambio fundamental y generalizado', según Amesbury.

Ellos analizaron cinco "testigos de perforación" tomados de las capas de musgo que se preserva desde hace mucho tiempo debido al frío.

Además de esta subida del termómetro, han sido identificadas otras señales del cambio climático en la Antártida como el aumento de las lluvias y los vientos fuertes.

'Desde 1950, las temperaturas anuales en esa localidad han subido medio grado cada década', advirtió el autor principal del reporte, Matthew Amesbury, académico de la Universidad de Exeter, Reino Unido.

"La sensibilidad del crecimiento del musgo al aumento de la temperatura en el pasado sugiere que la alteración de los ecosistemas se producirá rápidamente con el calentamiento global, lo que llevará a trastornos en la biología y en el paisaje de esta región emblemática", concluía Dan Charman, investigador y director del proyecto.

Los mismos científicos habían estudiado musgos en 2013 pero en un solo sitio en el sur de la península, donde constataron un crecimiento acelerado de esta vegetación como consecuencia del aumento de la temperatura.

"Si esto continúa, unido al deshielo y la merma de los glaciares, la Península Antártica será un lugar mucho más verde en el futuro", prevé el científico.

"En el trabajo anterior, sólo identificamos esa respuesta ecológica en el extremo sur de la Antártica, pero ahora sabemos que los bancos de musgo están respondiendo al cambio climático en toda la Península", añadió. La vida vegetal sólo existe en alrededor del 0.3% por ciento de la Antártida, pero los resultados proporcionan una manera de medir la extensión y los efectos del calentamiento en el continente.

Estos científicos planean ahora analizar las muestras de musgos que permiten remontarse a miles de años.

Los investigadores han anunciado que seguirán examinando los registros básicos de musgo de miles de años de antigüedad para determinar el impacto del cambio climático en los ecosistemas terrestres antes de que los seres humanos provocasen el calentamiento global.



Сomo este

Más reciente




Recomendado