Deportes

"No me voy, destitúyanme si quieren" — Temer desafía

"Si quieren, que me derriben, porque si yo renunciara sería una declaración de culpa", ha declarado el presidente de Brasil, Michel Temer, en una entrevista al diario 'Folha de São Paulo' en relación al escándalo de corrupción que ha puesto en jaque a su gobierno.

El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil decidió este lunes postergar la audiencia que tenía prevista para el miércoles sobre la petición del presidente Michel Temer de cancelar la investigación en su contra por presuntos actos de corrupción. "Los ministros son agentes del Ejecutivo, de modo que la línea de corte que yo establecí para los ministros, evidentemente no será la línea de corte para el presidente", comentó.

Entretanto la Orden de Abogados de Brasil convocó a una reunión extraordinaria que en la madrugada de ayer aprobó por 25 votos a 1 la apertura de un impeachment contra el mandatario.

Sobre Temer, uno de los dueños de la empresa, Joesley Batista, afirmó que le paga sobornos desde 2010 y que, entre ese año y 2011, llegó a entregarle una 'mesada' de cien mil reales (unos 29,500 dólares) por diversos 'favores' en el Ministerio de Agricultura.

En esa grabación, Temer apoya que Batista siga pagando al expresidente del Congreso, Eduardo Cunha, condenado a 15 años por corrupción, para comprar su silencio, pues el "verdugo" político de Dilma Rousseff podría revelar comprometedores informes si concluye un acuerdo de delación con la justicia. El presidente reiteró que "todo fue montado" y apuntó que las sospechas en su contra no impedirán la aprobación de las reformas económicas propuestas por su gobierno, paralizadas temporalmente por el escándalo.

Lula pronunció esas palabras durante un encuentro del PT en Sao Pablo, en medio del escándalo de las escuchas que puso entre las cuerdas a Temer, Lula insistió en su pedido de elecciones: "Podemos hasta perder, pero que sea en un proceso democrático".

Se trata del noveno pedido de juicio político contra Temer, quien en los últimos días desmintió dos veces su renuncia a raíz de haber sido grabado por el delator y corruptor Joesley Batista, dueño de JBS, hoy en libertad, en Estados Unidos. "Oigo a mucha gente, y mucha gente me dice las mayores tonterías, que yo no tengo en cuenta. Mis respuestas eran monosilábicas", dijo.

El presidente brasileño mantiene su determinación de no renunciar a su cargo a pesar de la creciente presión pública y retó a sus opositores a que "lo derrumben" si quieren que deje la presidencia.



Сomo este

Más reciente




Recomendado