Negocios

"No renunciaré" a la presidencia de Brasil — Temer

La Corte Suprema de Brasil autorizó este jueves la investigación contra el presidente Michel Temer, quien este miércoles fue relacionado con acusaciones sobre pagos a cambio de silencio del exlíder de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, que se encuentra en prisión.

Al tomar esta medida, Fachin parece haber encontrado indicios o pruebas que confirman la reunión entre Temer y uno de los dueños del frigorífico JBS, en el que se acordó sobornar a Cunha, preso y condenado en la mega causa Lava Jato.

El presidente de Brasil, Michel Temer, ofreció en la tarde de este jueves una breve conferencia de prensa, en la que no aceptó preguntas, y en la que aseguró que no renunciará a su cargo.

"No pedí que esto (pago para Cunha) ocurriera (.) En ningún momento autoricé que pagasen a nadie para que se quede callado, no compré el silencio de nadie ", dijo el presidente. Sé que mis actos son correctos.

"Pido una investigación plena y rápida para que se le aclare esto al pueblo brasileño", añadió en su discurso el sucesor de Dilma Rousseff.

Filtraciones publicadas este día por el diario O Globo, el primero en revelar la exclusiva, aseguran que Temer habría ofrecido a JBS cargos para hombres de su confianza en instituciones como el Banco Central, la Hacienda brasileña o el Cade, una institución que supervisa el cumplimiento del libre mercado en Brasil.

Araújo dimitió en medio del escándalo que implica al presidente Michel Temer en asuntos de corrupción, por el que tanto sectores del oficialismo como toda la oposición han exigido su renuncia.

Temer está en el poder desde mayo del 2016 y de forma efectiva desde el 31 de agosto, cuando Rousseff fue destituida por el Congreso en el marco de un juicio político por el maquillaje de las cuentas públicas.

En cadena de radio y televisión, Temer sostuvo que "la revelación de diálogos grabados clandestinamente nos devolvió el fantasma de la crisis política con proporciones no dimensionadas".

"No quiero tirar mis reformas al basurero de la historia".

"No renunciaré", proclamó el mandatario en un mensaje televisado a la nación, después que el Supremo Tribunal Federal (STF) decidiera abrir una investigación sobre los señalamientos surgidos la víspera.

Las acusaciones de obstrucción a la justicia que pesan sobre Temer también sacudieron a los inversionistas y mercados brasileños.



Сomo este

Más reciente




Recomendado