Mundo

Se agrava la crisis brasileña: Temer ordenó el despliegue del ejército

La ciudad amaneció con 1.500 soldados del Ejército custodiando los edificios públicos de Brasilia.

El gobierno brasileño ordenó el miércoles desplegar tropas en Brasilia para defender los edificios públicos atacados durante una protesta masiva contra el presidente Michel Temer, acorralado por acusaciones de corrupción. Para el mediodía, tras su anuncio, los militares ya se había marchado de las calles.

"

Quedó claro que el desorden no será tolerado, será reprimido con la ley", agregó.

.

Los destrozos afectaron a varios ministerios.

Jueces del Supremo Tribunal Federal (STF) también expresaron su preocupación, mientras que en las redes sociales se multiplicaron las condenas al presidente por la orden, que para muchos analistas dejó en evidencia la vulnerabilidad de su gobierno ante la profunda crisis política.

Ante los incidentes violentos que se registraron frente a la sede del Congreso, calificados como "inaceptables" por el Gobierno, Temer ordenó que tropas federales reforzaran a los policías encargados de garantizar la seguridad en la Explanada de los Ministerios, una ancha avenida bordeada por las sedes de los diferentes poderes.

Desde el opositor Partido de los Trabajadores (PT) se calificó la intervención militar como "una medida innecesaria y desmedida, que nos remite a retrocesos típicos de los años de plomo de la dictadura militar".

La solicitud se fundamenta en graves sospechas que pesan contra de Temer en la Corte Suprema, que le investiga por los supuestos delitos de corrupción pasiva, obstrucción a la justicia y asociación ilícita, sobre la base de testimonios prestados por ejecutivos del grupo cárnico JBS en el marco de un acuerdo de cooperación judicial. El escándalo se generó cuando se dio a conocer una denuncia del empresario Joesley Batista contra él, que incluye una grabación de una charla entre ambos en la que Temer parece avalar el pago de sobornos.

Temer tendría la posibilidad de apelar a esa decisión y prorrogar así su permanencia en el poder, lo cual ha dicho más de una vez que se propone hacer, pero en las alas díscolas del PMDB se cree que, en la actual situación, no tendría otra opción que aceptar el fallo y entregar el cargo. Pero, hasta ahora, las fuerzas armadas no habían sido llamadas para contener protestas, responsabilidad de la policía y la Fuerza Nacional.

Los abogados se dirigieron a la Cámara de Diputados para entregar un nuevo pedido de juicio político contra Temer, que se suma a otros doce ya presentados por fuerzas de la oposición.

Mientras tanto, otros enfrentamientos entre manifestantes y la policía tuvieron lugar en el centro de Río de Janeiro, durante una manifestación contra la reforma del sistema de pensiones, una medida de ajuste del gobierno Temer para tratar de sacar a Brasil la crisis económica.



Сomo este

Más reciente




Recomendado