Mundo

Violentas protestas contra Michel Temer terminaron con destrozos en ministerios — Brasil

Violentas protestas contra Michel Temer terminaron con destrozos en ministerios — Brasil”

Jungmann confirmó, además, que los incidentes obligaron a liberar a todo el personal de los ministerios y otros organismos públicos que están en la zona de la capital en que ocurrían los conflictos.

El ministro de Defensa de Brasil, Raúl Jungmann, ha informado que el presidente considera "inaceptable" la violencia desatada y que ha pedido "refuerzos" de tropas para defender los edificios del gobierno, mientras que las autoridades del país han decidido evacuar a todos los empleados de las sedes ministeriales federales.

El más afectado fue el Ministerio de Agricultura, donde manifestantes prendieron fuego en la planta baja, aunque también hubo daños en otros seis ministerios, así como en la Catedral y en el Museo Nacional de la República. Bombas lacrimógenas fueron arrojadas contra los manifestantes y, según medios locales, hay reportes de una persona herida por disparo de bala en las inmediaciones del Ministerio de Hacienda.

Los participantes pedían también elecciones "Directas ya" y el retiro de los proyectos de reforma de las jubilaciones y de flexibilización de la legislación laboral.

"Temer es un irresponsable".

Las protestas se producen en un clima de extrema crisis política por las revelaciones de que el presidente Temer es investigado por corrupción, obstrucción a la Justicia y formación de organización criminal. "No está en condiciones de permanecer en la presidencia", dijo Wagner Freitas, presidente de la Central Única de Trabajadores (CUT), vinculada al Partido de los Trabajadores (PT) del los expresidentes Lula da Silva y Rousseff.

"Brasil se volvió imponderable (.) aquí todo el mundo está conspirando".

Derechos de autor de la imagen Agência Brasil Image caption El gobierno realizó un enorme despliegue de policías.

Temer, que en los últimos días ha perdido el apoyo de diversos sectores de su propia base parlamentaria, se encontraba al momento de los disturbios en el Palacio presidencial de Planalto, donde tenía previsto recibir a legisladores de diversos partidos.

Ahora, Temer afronta la peor crisis de su Gobierno desde que llegó al poder, hace apenas un año, tras la suspensión y posterior destitución de su predecesora Dilma Rousseff.

Temer se encuentra bajo fuego cruzado desde la semana pasada por unas confesiones de directivos del grupo cárnico JBS que lo implican directamente a presunta corrupción, por lo que la Corte Suprema inició una investigación. "Si quieren, que me derriben", desafió. Exigen que la discusión sea inmediatamente retirada de la agenda de la Cámara de Diputados y del Senado Federal.

Poco más de 500 autobuses se hicieron presentes en la capital brasileña y alrededor de 50 mil manifestantes exigieron la renuncia de Michel Temer como presidente de Brasil, aunque este ya dio una respuesta y aseguró que no va a dejar el cargo. El recurso fue presentado al máximo tribunal luego de que un escribano de la Policía Federal entrara en contacto con uno de los bufetes encargados de la defensa del mandatario para intentar definir una fecha para el testimonio.



Сomo este

Más reciente




Recomendado