Mundo

Activistas y periodistas denuncian al Gobierno de México por espionaje

Activistas y periodistas denuncian al Gobierno de México por espionaje”

La investigación -realizada por Artículo 19, R3D y Social Tic con asistencia del Citizen Lab de la Universidad de Toronto, Canadá- señala que a través de diversos ataques a dispositivos de los objetivos se instaló un malware, el cual da acceso a todos los contenidos y funciones de los celulares infectados, como activar cámaras y micrófonos, acceder a mensajes, fotos, contactos, agendas y aplicaciones que transfieren la información en tiempo real mediante internet.

NSO Group, fabrica este software con el propósito de combatir el terrorismo, grupos criminales y carteles de drogas.

El diario The New York Times indicó que, con la ayuda de analistas forenses independientes, analizó decenas de mensajes de enviados a los periodistas y activistas.

El reportaje reveló que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto ha espiado de manera ilegal a defensores de derechos humanos, activistas y periodistas, que han trabajado temas de corrupción y/o violaciones graves a derechos humanos, entre los que destacan: Ayotzinapa, Tlatlaya, Atenco, Casa Blanca, Tanhuato, Ley 3 de 3 y Panamá Papers.

Ante la acusación publicada este lunes por The New York Times por un supuesto espionaje contra periodistas, activistas y defensores de derechos humanos, la Presidencia de la República aseguró que no hay pruebas de que el Gobierno Federal esté detrás y que, por el contrario, la privacidad y protección de datos siempre han sido valores inherentes al Estado de Derecho. "El Gobierno mexicano espía a sus críticos", aseveró.

Juan Pardinas, director general del Instituto Mexicano para la Competitividad, redactó e impulsó la legislación anticorrupción apodada Ley 3de3, fue víctima de espionaje. En total fueron 15 personas las que pudieron haber sido objeto de espionaje gubernamental entre 2015 y 2016, según revelaciones del diario The New York Times, que impactaron aquí.

Entre los casos más conocidos, está el de Carmen Aristegui: un operador se hizo pasar por la embajada de Estados Unidos en México y le imploró darle clic en un enlace para resolver un supuesto problema con su visa.

Por su parte el periodista Carlos Loret de Mola también comenzó a recibir mensajes sospechosos durante un período en que estaba cubriendo la masacre en una granja conocida como "Rancho El Sol" en el oeste de México.



Сomo este

Más reciente




Recomendado