Mundo

Agricultores rechazan política de Trump contra Cuba — EEUU

Agricultores rechazan política de Trump contra Cuba — EEUU”

En un teatro de Miami, el presidente estadounidense, aunque sin romper relaciones diplomáticas, condicionó cualquier avance en la relación a que Cuba realice elecciones supervisadas internacionalmente, libere a los presos políticos y legalice los partidos políticos.

Este viernes Trump anunció la decisión de cancelar el acuerdo con Cuba alcanzado por la Administración de su antecesor, Barack Obama. Las embajadas seguirán abiertas, los vuelos comerciales directos y los cruceros continuarán y las remesas seguirán fluyendo.

La decisión de Trump podría recortar las ventas en el corto plazo y obstaculizar el desarrollo económico que podría impulsar el crecimiento de la demanda a largo plazo, consideró Tom Sleight, presidente del Consejo de Granos de Estados Unidos.

Datos del Departamento estadounidense de Agricultura ilustran que durante los cuatro primeros meses de 2017 los envíos totales de granos y soja a Cuba llegaron a 142 mil 860 toneladas, a diferencia de las 49 mil 90 toneladas del mismo período el año anterior.

"Maduro recordó que fue el propio Trump quien prometió en sus palabras de asunción que se dedicaría exclusivamente a los problemas internos de los estadounidenses, para resolver la grave situación socio económica, y no meterse en asuntos de otros países, con lo cual prometía que no iba a llevar la guerra al mundo. ¿No lo ofreció en su campaña?", acotó, recordando que el propio Trump dijo que no se iba a meter en políticas intervencionistas y cambio de gobiernos como sucedió en Irak y Libia, donde calificó a ese regímenes actuales como fracasos evidentes. Aplicaremos la prohibicion sobre el turismo.

Se opone a las convocatorias en las Naciones Unidas y en otros foros internacionales que apoyan a Cuba y piden el fin del bloqueo.

Ese documento restringe los viajes de los norteamericanos al país caribeño a partir de barreras burocráticas y la eliminación de visitas educativas a título individual.

- Trump anula la directiva emitida por Obama en octubre de 2016, en la que formalizaba sus cambios de política hacia Cuba y establecía la responsabilidad de cada agencia gubernamental en la nueva era de la relación bilateral.

Mantiene que las entidades estadounidenses puedan desarrollar vínculos con el sector cuentapropista.

NO restablece la política de "pies secos - pies mojados".

- El Secretario de Estado, en coordinación con el del Tesoro; el de Defensa, James Mattis; el de Comercio, Wilbur Ross; y el de Seguridad Nacional, John Kelly, junto con el fiscal general, tendrán que informar anualmente al presidente sobre el compromiso del país para asegurar sus intereses en Cuba. Las medidas parciales de Trump no van a lograr lo que no pudieron lograr las sanciones estadounidenses a Cuba en las últimas cinco décadas.

El senador de origen cubano, Marco Rubio, fue quien ayudó a Trump a redactar las nuevas cláusulas del acuedo. "Para ellos, 'la lucha sigue'", señaló el escritor, tras opinar que Obama "erró totalmente en su estrategia cubana", luego de iniciar en diciembre de 2014 el proceso de restablecimiento de relaciones con la isla.

También habló el gobernador de La Florida, Rick Scott, quien el pasado enero amenazó a los puertos de su estado que recibieran mercancías provenientes de Cuba.

Otra figura emblemática del exilio cubano, Ramón Saúl Sánchez, líder del Movimiento Democracia, se mostró agradecido por la solidaridad de Trump en la causa de Cuba en denunciar "los abusos a los derechos humanos" en la isla y un gobierno en poder de "los militares y la familia Castro".



Сomo este

Más reciente




Recomendado