Mundo

Macri recibe a dirigentes de la Unión Industrial Argentina

Macri recibe a dirigentes de la Unión Industrial Argentina”

El titular de Apyme admitió que los juicios a los que aludió el Presidente son "un problema para la pequeña y mediana empresa", pero enfatizó que el mayor perjuicio lo genera el "no poder pagar las tarifas, una baja en las ventas producto del ingreso de importaciones y una retracción del mercado interno con concentración económica".

Ayer el presidente Mauricio Macri denunció la existencia de una “mafia de los juicios laborales” y apuntó contra un “grupo de estudios” de abogados y “un grupo de jueces minoritario laboralistas, conducido por (Héctor) Recalde”, jefe del bloque FPV-PJ en Cámara de Diputados.

"Hoy el problema de las PyMEs pasa por la situación económica".

"No quiero hablar de personas, hablo de un sistema". En la misma línea, el vicepresidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, aseguró que es un sistema "perverso que ha generado profundas deformaciones en el campo de los riesgos de trabajo, donde los accidentes de los días lunes o el reclamo por incapacidades son muchos mayores que los instaurados a nivel internacional y generan una industria del juicio que es innegable".

Para el Gobierno el dar batalla en contra de la litigiosidad ayudará a que las empresas tengan más certidumbre al momento de efectuar sus estimaciones de costos y también reducir los temores de las empresas pequeñas al momento de contratar personal. El presidente le encargó al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, acelerar una serie de medidas que está negociando con la flamante CGT unificada, y que tienen como objetivo disminuir la "manada de conflictos" laborales que se resuelven vía juicio y que según el Gobierno "terminan con el cierre de pymes y mucha gente en la calle". Y además no contratan.

Funes de Rioja explicó que se generó "un sistema perverso de multas a favor del que reclama, aunque haya consentido durante años supuestas anomalías", y afirmó que no cree que "el camino de la protección del trabajador vaya por ahí".

“Cuanto más rígido es el sistema para contratar, se generan menos empleo, menos consumo y menos bienestar social y se mantienen los niveles de pobreza. "No hay peor borrada laboral que tener 30 o 40 por ciento de informalidad", concluyó.



Сomo este

Más reciente




Recomendado