Mundo

May resiste tras comicios británicos

May resiste tras comicios británicos”

En medio del terremoto que vive el Partido Conservador, la primera ministra británica, Theresa May, alcanzó este sábado un principio de acuerdo "de confianza" con el Partido Unionista Democrático (DUP) de Irlanda del Norte para gobernar con su apoyo puntual.

"Acabo de ver a su majestad y ahora formaré un gobierno que pueda proporcionar certezas y conducir al Reino Unido hacia adelante", dijo May al término de un breve encuentro con la reina Isabel II, a quien pidió oficialmente la autorización para formar Ejecutivo.

May dijo: "Este gobierno guiará al país durante las cruciales negociaciones para la salida del Reino Unido de la Unión Europea, que empezarán en apenas diez días".

May indicó que trabajará con 'nuestros amigos y aliados del Partido Democrático Unionista (DUP)', que obtuvieron 10 de los 18 escaños que tiene la provincia británica de Irlanda del Norte en la Cámara de los Comunes, formada por un total de 650 parlamentarios. El partido de May, quien ha prometido seguir en el puesto de primera ministra, ganó 318 escaños, 12 menos de los que tenía antes de que se convocara a una elección anticipada, y ocho menos de los 326 necesarios para tener una mayoría clara.

May ha avanzado 5,5 puntos respecto a los resultados de las últimas elecciones, pero Jeremy Corbyn, del partido laborista, casi diez (9,5).

En el momento de la disolución del Parlamento el pasado mayo, los conservadores tenían 330 escaños en los Comunes y los laboristas 229.

El anuncio ocurrió después de que May perdió a Nick Timothy y Fiona Hill, jefes de gabinete de Downing St. Ambos formaban parte del círculo íntimo de May y muchos conservadores los responsabilizaron por la campaña tan deslucida del partido y la plataforma electoral tan poco popular, que alienó a los votantes de mayor edad con su plan de quitarles un subsidio invernal para combustible y hacerles pagar más por cuidado a largo plazo.

Theresa May desestimó así todos los pedidos para que renuncie que le fueron presentados después de los resultados de las elecciones legislativas de este jueves 8 de junio, que ella misma convocó para reforzar su mayoría pero que se tradujeron por un fracaso político personal con la pérdida de la mayoría absoluta.

May dijo que sólo los conservadores son capaces de garantizar la estabilidad que necesita el Reino Unido en tiempos difíciles.

Michael Fuchs, asesor económico de Merkel, aseguró entre tanto que la nueva situación política creada en el Reino Unido tras el 8-J es una oportunidad para "unas negociaciones del Brexit más razonables".

Sin embargo, la investigadora juzgó improbable que el resultado provoque un nuevo referéndum o que pueda detener el Brexit por completo.

La líder tory admitió que "obviamente, quería un resultado diferente" de esos comicios, añadiendo que "reflexionaré sobre lo que necesitamos hacer en el futuro a fin de que el partido avance".

No estaba obligada a convocar elecciones antes de 2020, pero lo hizo confiada en que arrollaría en las urnas, aniquilaría a la oposición y obtendría un cheque en blanco para negociar el Brexit.

Con los pequeños partidos -como el Liberal Demócrata- más cerca de los laboristas que de los conservadores, incluso la posibilidad de que Corbyn se convierta en primer ministro ya no parece descabellada.



Сomo este

Más reciente




Recomendado