Negocios

Proyección de menor crecimiento para el 2017 marca IpoM correspondiente a junio

Proyección de menor crecimiento para el 2017 marca IpoM correspondiente a junio”

El Banco Central de Chile recortó este lunes el techo de su estimación de crecimiento de la economía en un cuarto de punto porcentual para este año, debido a un persistente bajo dinamismo de la actividad, pero no vislumbra mayor estímulo monetario ante un gradual repunte de la inflación.

En su tercer Informe de Política Monetaria (Ipom), el Central mejoró en cambio su pronóstico para el 2018, a un rango de entre un 2,5 y un 3,5 % de crecimiento del PIB, desde uno de entre un 2,25 y un 3,25 % establecido el pasado marzo.

"Los cambios responden principalmente a que la actividad minera cayó más de lo esperado en los primeros meses de este año y que su recuperación posterior ha sido más lenta, ya que las perspectivas de crecimiento para el resto de los sectores no han variado mayormente", añadió el economista.

Según informó el instituto emisor en un documento, el paro en la minera Escondida incidió en la cifra, ya que trajo una caída anual cercana sectorial, al 14%.

En tanto, por el lado de la inversión, la previsión empeoró las perspectivas delineadas en marzo, ya que si en el anterior IPoM se esperaba que la Formación Bruta de Capital Fijo saliera de tres años de caídas consecutivas para crecer 0,2%, ahora el instituto emisor proyecta que cerrará el año con una caída de 0,9%.

1,75%, y entre 2,5% y 3,5% para el próximo.

En su informe, además indica que en los próximos meses la inflación anual volverá a 3% a fines de año, oscilando en torno a ese valor hasta mediados de 2019.

Para 2018, en tanto, bajó su proyección de crecimiento para Chile de 2,7% a 2,3%.

Con todo, según señaló el presidente del Central, Mario Marcel, "considerando los recortes ya efectuados, creemos que la política monetaria ha llegado a un nivel de expansividad elevado y coherente con una inflación en 3% en el horizonte de proyección" y agregó que es probable que en el escenario más probable "no sean necesarios nuevos movimientos de la tasa y que lo más importante será dejar que el impulso monetario permee a la economía durante el tiempo necesario".

"Según el informe, los principales riesgos externos son la evolución de la política fiscal y monetaria de Estados Unidos y su impacto sobre la economía mundial y las condiciones financieras, mientras en Europa los últimos resultados electorales han disipado algunos riesgos políticos y subraya que "no es descartable" que la economía global reciba un impulso adicional" desde el viejo continente.

En el plano interno, el informe dice que sigue siendo un riesgo que las empresas requieran hacer ajustes mayores en sus planillas de personal, especialmente si las perspectivas de recuperación de la actividad no se materializan, lo que podría debilitar el crecimiento de la masa salarial con efectos negativos en el gasto.



Сomo este

Más reciente




Recomendado