Tecnología

Pyongyang es un "peligro claro y presente" global

Pyongyang es un

El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, presionó a China para que contenga a Corea del Norte, al tiempo que advirtió a Beijing que no aceptará la militarización del disputado Mar Meridional.

El presidente estadounidense, Donald Trump, que durante su campaña criticó duramente a China, se ha vuelto hacia Pekín en busca de ayuda para frenar el programa militar de Pyongyang, un viraje que preocupa a sus aliados asiáticos que temen que Estados Unidos suavice su postura con respecto al Mar de China Meridional.

El titular de Defensa también quiso reafirmar el compromiso de Estados Unidos en reforzar las alianzas en la región, cuestionadas tras la llegada de Trump a la presidencia y decisiones como la retirada de Washington del Acuerdo de Asociación Transpacífico, que pretende crear una zona de libre comercio interregional.

El Consejo aprobó de forma unánime la inclusión de 15 personas y 4 entidades más vinculadas con el programa nuclear norcoreano a la lista de sanciones de la ONU, pero China bloqueó nuevas sanciones más duras contra el hermético país, propuestas por Estados Unidos. "Es por lo tanto imperativo que todos los países pongan su parte en cumplir y trabajar conjuntamente para apoyar el objetivo común de desnuclearización de la península coreana", señaló Mattis durante su intervención en un foro sobre seguridad en Asia.

El presidente Trump ha prometido que esto 'no sucederá' y se ha vuelto hacia Pekín en busca de ayuda para frenar el programa militar de Pyongyang.

"El Gobierno de Trump está animado por el renovado compromiso de China para trabajar con la comunidad internacional hacia la desnuclearización (.) Finalmente, nosotros que China reconocerá a Corea del Norte como un pasivo estratégico y no un activo", afirmó Mattis.

"La actitud de Corea del Norte es alimentar las tensiones en una región donde tenemos importantes intereses económicos, y no queremos ver una carrera armamentística allí", señaló la funcionaria.

La resolución redactada por EEUU fue aprobada por unanimidad en respuesta a una serie de pruebas de misiles balísticos realizadas este año por Pyongyang, a pesar de haber sido prohibidas por la ONU.

"Corea del Norte supone una amenaza para todos".

"No podemos y no aceptaremos cambios unilaterales y coercitivos al status quo" del Mar de la China Meridional, señaló.

Los puntos de vista de Mattis sobre Corea del Norte y China fueron secundados por otros participantes en el foro. Las tensiones entre Washington y Beijing han aumentado en los últimos años por este territorio, que China considera íntegramente como parte de su territorio pero que varios países vecinos también reclaman. En referencia a las construcciones hechas en la zona, Mattis dijo que éstas muestran "el desdén hacia el derecho internacional (...) y un desprecio frente a los intereses de otros países".

Washington no acepta estas anexiones de islotes, práctica que también usan otros países de la región, y aboga por una solución diplomática a estos diferendos.



Сomo este

Más reciente




Recomendado