Mundo

Renunciaron los dos jefes de gabinete Theresa May

Renunciaron los dos jefes de gabinete Theresa May”

La "premier" -que consiguió 318 escaños, ocho menos de los 326 necesarios para llegar a la mayoría absoluta- aseguró que su Gobierno aportará "certeza" en un momento "crítico" para el Reino Unido a diez días del comienzo de las negociaciones del "brexit". El Reino Unido contará con un parlamento sin mayoría absoluta, ya que ningún partido obtuvo los suficientes escaños para declararse vencedor absoluto en las elecciones generales convocadas anticipadamente, según los resultados oficiales anunciados en la mañana de este viernes.

Tras las negociaciones pertinentes, May se someterá a una moción de confianza en el Parlamento.

En una carta de renuncia publicada en el sitio web Conservative Home, Timothy aceptó que la campaña no había logrado comunicar "el plan positivo de Theresa para el futuro", y no vio las señales que mostraban el aumento de apoyo para el Partido Laborista, de oposición.

"Esto nos permitirá unirnos como país y canalizar nuestras energías hacia un acuerdo exitoso del brexit que funcione para todos en este país, asegurando una nueva asociación con la Unión Europea que garantice nuestra prosperidad a largo plazo", agregó.

El ministro de Economía, Philip Hammond, le dijo a May durante una conversación telefónica que debe poner el empleo en el primer lugar de la lista de prioridades al negociar la salida de la Unión Europea (UE), un pedido que se interpreta como un ataque a los férreos controles de inmigración que quiere imponer la primera ministra.

El gran ganador de la elección fue el líder del opositor Partido Laborista, Jeremy Corbyn, cuya agrupación incrementó el número de bancas de 229 a 261 -con un escaño aún por asignar-, silenciando las premoniciones de que sus posturas francamente izquierdistas alienaran a los votantes, incluso a los propios.

Corbyn, que hace un año se vio obligado a convocar unas primarias en su formación ante la falta de apoyos entre su grupo parlamentario, espera que su éxito en las urnas le sirva para volver a atraer a algunas de las figuras de más peso del laborismo a su equipo.

En el conjunto del Reino Unido, los laboristas han avanzado en torno a 30 escaños y más de tres millones de votos respecto a los que obtuvo en 2015 el anterior líder, Ed Miliband, hasta sumar su mejor resultado en cuanto a porcentaje de sufragios (40%, a solo dos puntos de los conservadores) en 20 años. Pero el apoyo unionista a May echó por tierra los planes de Corbyn.

"La política ha cambiado". Su objetivo declarado de unificar el país de cara a las negociaciones del Brexit con los líderes de la UE ha quedado totalmente fuera de su alcance.

Entre las medidas más polémicas que puso sobre la mesa se contaba devolver la titularidad pública a las empresas de ferrocarriles, el servicio de correos Royal Mail y parte de la industria energética, al tiempo que prometía una inyección de 6.000 millones de libras en el sistema de salud. Como adelantaron muchas encuestas, el Partido Laborista emergió en las últimas semanas de la campaña.

May pidió unas elecciones anticipadas para obtener un mandato claro en su plan de sacar al Reino Unido del mercado único y la unión aduanera de la UE, con el fin de poder reducir la inmigración.



Сomo este

Más reciente




Recomendado