Mundo

Lula da Silva: "El único que dirá mi fin es el pueblo"

Lula da Silva:

"Si creen que con esta sentencia estoy fuera de juego, quiero que sepan que sigo en el juego", dijo ante un grupo de personas que coreó: "Brasil/ urgente/ Lula presidente".

La defensa de Lula, quien es el primer ex presidente de Brasil en ser condenado por cargos de corrupción, atribuyó al juez Moro en el recurso presentado este viernes una "ausencia de imparcialidad" y cuestionó que despreciara las declaraciones de los testigos que favorecen el líder del Partido de los Trabajadores (PT). Si la sentencia contra el presidente de Brasil entre 2003 y 2010 fuera ratificada en segunda instancia, conforme a la ley brasileña, este no podría postularse.

Lula es reo en cinco causas judiciales relacionadas, en su mayoría, con los escándalos de corrupción destapados en la petrolera estatal Petrobras. "Yo quería hacer un llamamiento a la prensa, que si alguien tiene una prueba contra mí, por favor, que me la muestre", dijo.

El exmandatario, de 71 años, fue condenado en primera instancia a nueve años y medio de prisión por los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero, aunque no se decretó su prisión preventiva pues la pena aún deberá ser confirmada por un tribunal superior. Información publicada por diario EL LIBERAL.

Esta lucha por la legalidad en contra de la derecha obtusa no se acaba, el ex presidente Lula y sus abogados han anunciado que apelarán a la sentencia, que carece de sustento, ante todas las instancias e inclusive ante la Organización de las Naciones Unidas, ONU; y no olvidemos que Brasil está gobernado por Michel Temer, quien llegó al poder al traicionar a su jefa Dilma Rousseff, de la cual era su vicepresidente, sobre él sí pesa una grave acusación de sobornos nada menos que de el principal fiscal federal de la gran nación sudamericana, Rodrigo Janot.

"Corremos el riesgo de tener una elección muy complicada, lo que sería perjudicial para el país", asegura a Efe la profesora de derecho electoral Silvana Batini, de la Fundación Getulio Vargas. Si bien la decisión adoptada por el magistrado de Curitiba Sergio Moro es apelable, igualmente pone una cuota de incertidumbre de cara a las elecciones presidenciales en ese país, especialmente cuando Lula -hasta antes de conocerse la condena- se posicionaba con las mejores opciones para volver al palacio de Planalto.

A pesar de la embestida judicial, Lula pidió a su Partido de los Trabajadores (PT) ser su candidato presidencial para las elecciones de 2018. "Luiz Inácio Lula da Silva se dirige a una campaña con heridas que nunca tuvo antes", explicó el analista a Perú21. Los abogados aún pueden apelar a la condena de Lula ante el Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región.



Сomo este

Más reciente




Recomendado