Mundo

Un supuesto ex espía ruso agrava la sospecha sobre una reunión

Un supuesto ex espía ruso agrava la sospecha sobre una reunión”

Nacido en 1967 en algún lugar de la entonces Unión Soviética, emigró a Estados Unidos tras la disolución de esta en 1991 y obtuvo la ciudadanía estadunidense en 2009.

Desde París, donde hoy realizó una visita oficial por la víspera del feriado nacional del 14 de julio, Trump aseguró que "la política no es el negocio más bonito del mundo" y destacó que "nada ocurrió en la reunión, cero salió de la reunión", en referencia al encuentro que mantuvieron su hijo mayor y dos de sus asesores de campaña con la abogada rusa Natalia Veselnitskaya el 9 de junio de 2016. Pero la abogada rusa finalmente no tenía informaciones sensibles y habría hablado de otros temas en el encuentro.

También la abogada rusa protagonista de la reunión con Trump Jr, Natalia Veselnítskaya, es conocida por su lucha contra el Acta Magnitski, aprobada en 2012 y que establece sanciones como la prohibición de visados para viajar a Estados Unidos y la congelación de activos que estén bajo jurisdicción estadunidense.

Akhmetshin explicó que estaba en Nueva York cuando la abogada Veselnitskaya lo citó para comer y le pidió consejos para el encuentro con el hijo de Trump, que había sido concertado por Rob Goldstone, un publicista amigo de la familia presidencial.

En una cadena de correos electrónicos publicados por Donald Trump Jr. a principios de esta semana, un asociado que organizó la reunión dice que una abogada rusa quería transmitir información negativa sobre la demócrata Hillary Clinton y declaró claramente que la discusión era parte de un esfuerzo del gobierno ruso para ayudar al candidato republicano.

Según medios de Estados Unidos, el exagente soviético tiene doble nacionalidad rusa y estadounidense y es en la actualidad miembro de un grupo de presión que defiende intereses rusos en EU.

"Nunca he trabajado para el gobierno ruso".

La reunión intensificó las preguntas sobre si la campaña de Trump se coordinó con el gobierno ruso durante la elección, que es el foco de las investigaciones federales y del Congreso.

En un comunicado que el propio Parscale colgó en su perfil de Twitter, aseguró haber aceptado la solicitud del comité para reunirse con ellos en una entrevista voluntaria para la que aún no se ha anunciado fecha y destinada a "compartir" todo lo que sabe.



Сomo este

Más reciente




Recomendado