Mundo

Macri criticó a la CGT: Perdió la capacidad de escuchar

Macri criticó a la CGT: Perdió la capacidad de escuchar”

Con sorpresa y malestar, el Gobierno nacional, con el presidente Mauricio Macri a la cabeza, salió a criticar ayer la ratificación por parte de la CGT de realizar el martes próximo una marcha en reclamo de cambios en la política económica y social a apenas una semana después del respaldo que Cambiemos recibió en las Paso.

"Esperábamos de los gremios una actitud de decir 'vamos a acompañar, para crecer por muchos años', pero evidentemente ese grupo ha perdido la capacidad de escuchar y entender lo que pasa en la Argentina", sentenció.

"Ese grupo de gremios, porque no son todos, ha perdido la capacidad de escuchar y entender lo que está pasando en la Argentina", acusó el primer mandatario, quien apeló a la presencia del titular del Banco Mundial en su reproche a la decisión de movilizarse de los gremios de la central obrera.

"Si uno les pregunta a los sindicalistas con quién más tienen posibilidad de diálogo, no tengo dudas que van a decir con el gobierno de Mauricio Macri", dijo el funcionario, con intención de graficar que no debería haber una protesta.

Mientras se producía esa reunión en la sede de la CGT, a pocas cuadras de allí, en el sindicato de petroleros, el camionero Hugo Moyano almorzaba junto a sindicalistas del sector energético con un cuarteto de ministros encabezados por Frigerio. Y se respondió: "Me parece un error que tiene que ver con la crisis de conducción que tiene la central obrera".

En declaraciones a Radio Mitre, Frigerio aseguró que "lo que está viviendo el sindicalismo es una transición en su conducción que les hace cometer algunos errores, como una marcha extemporánea, cuando hay una economía que se está poniendo de pie". El presidente del interbloque de diputados de Cambiemos, Mario Negri, afirmó que la próxima protesta "pareciera más una estrategia de campaña" de la candidata a senadora Cristina Fernández de Kirchner que "una lectura acertada de la realidad".

Se espera una masiva movilización el próximo martes.

La central obrera protestará contra la política económica de la administración Cambiemos y para pedir que se cambie el rumbo de las medidas oficiales en pos de generar una mayor actividad económica. Una de las preocupaciones será evitar incidentes como los que opacaron la última movilización callejera de la CGT, el 7 de marzo pasado, o la rechifla contra los triunviros en el plenario del microestadio de Ferro el 28 de julio. La mesa directiva consensuó además no anunciar un paro y que sólo uno de los miembros del triunvirato de conducción (hasta anoche se preveía que fuese Juan Carlos Schmid) brinde un discurso.



Сomo este

Más reciente




Recomendado