Un campeón que no se cansa de ganar


Deportes

Un campeón que no se cansa de ganar

Un campeón que no se cansa de ganar”

En la Supercopa de Europa se miden el campeón de la Liga de Campeones, Real Madrid, y el ganador de la Liga de Europa, Manchester United y, en esta ocasión, el cotejo decisivo se llevó a cabo en el estadio Nacional Arena Felipe II, en la ciudad macedónica de Skopie. Tenemos mucha hambre, siempre queremos más. La primera parte fue espectacular y luego sufrimos al final de la segunda.

Fue, además, la cuarta Súpercopa en la historia del equipo blanco, que no echó de menos a su estrella Cristiano Ronaldo, gracias a las buenas actuaciones de Isco, Gareth Bale y Casemiro, principalmente en la primera mitad del encuentro.

Los dirigidos por Mourinho habían metido en aprietos a su rival español y fue hasta el 62' cuando puso más interesante el duelo con la anotación de Romelu Lukaku, quien remató un balón de manera potente, el cual no pudo contener el arquero Keylor Navas a un primer disparo, y el marcador se puso 2-1.

Con el título, el Real Madrid ganó su tercera Supercopa de Europa en cuatro años. "Terminaría en un cajón de mi casa, pero para ese chaval es como regalarle la Luna".

"Ellos han buscado el juego directo con jugadores que van bien por arriba, pero el equipo ha sabido estar tranquilo en momentos de tensión y hemos sabido mantener la posesión", añadió. La merecía. En un palmo encaró rivales, inventó una pared con Bale y definió bien ante De Gea, esperando el tiempo justo para ver por donde se decantaba en su salida su compañero de selección. "Que se quede y sea feliz", manifestó Mourinho.

Los jugadores necesitaron dos pausas en el partido para hidratarse, en medio de las temperaturas de 32 grados centígrados, que derivaron en que tres espectadores fueran hospitalizados.



Сomo este

Más reciente




Recomendado