Rescate de "Frida Sofía" revive caso similar de 1985


Medicina

Rescate de "Frida Sofía" revive caso similar de 1985

Rescate de

Era México encarnado en una pequeña. Aún no es claro si el niño realmente existía pero no fue atrapado bajo un edificio o qué fue de la familia que solicitó el rescate. Todas las niñas llamadas Frida o Sofía fueron ubicadas.

"Fue precisamente la ausencia de moscas y de olor a muerto lo que llamó la atención en la casa de Venustiano, 148, al ingeniero argentino Carlos Marbran".

En primera instancia hubo esperanza, pero no sabían si llegarían a tiempo. La segunda, que el señor Mauricio lo único que quería era que sacaran una caja fuerte de casa de su suegro en donde había guardado mucho dinero.

Utilizaron un aparato con el que aseguraron recibir señales de vida y, a raíz de un incidente, hizo que México tuviera una gran esperanza.

A nivel mundial se propagó la noticia de una niña que estaba enterrada bajo los restos de una escuela en México junto a un grupo de menores más. "Ellos pensaron que no podían hablar o simplemente no se oía bien la voz".

Sin embargo, la historia dio un golpe inesperado cuando se dio a conocer a través de redes sociales y medios de comunicación, la falsa existencia de la niña. Entonces dijeron: "Si no puedes hablar, danos dos golpes" y los dio. Con esto, se pusieron manos a la obra.

A la mañana siguiente, la familia fue sorprendida por el fuerte sacudón de tierra que provocó el derrumbamiento de la vivienda en donde se encontraba "Monchito", como ocurrió con muchas de la zona.

El fin de semana se trajo maquinaria pesada y la policía acordonó el lugar para derrumbar lo que quedaba. Un pariente del pequeño empezó a gritar de angustia, la policía tuvo que calmarlo.

Los rescatistas llegaron al fondo del derrumbe el 9 de octubre recuperan un cuerpo, pero corresponde a Luis Maldonado, el abuelo del niño. Voluntarios siguieron las labores luego de que el apoyo oficial se hubiera marchado, pero todo fue inútil: jamás se encontró siquiera el cuerpo de Monchito.

No tienen rostro y los han buscado por horas, días e incluso semanas. Ahí comenzaron a ejecutar las labores de rescate.



Сomo este

Más reciente




Recomendado