Deportes

Jugamos puerta cerrada por "disconformidad" no por falta seguridad — Bartomeu

Jugamos puerta cerrada por

"Ante la negativa de LaLiga de anular el partido y pasarlo a otro día, lo que suponía una pérdida de seis puntos, se ha hablado con directivos, técnicos y jugadores y hemos decidido jugar el partido a puerta cerrada para que se vea de esta manera demostrar disconformidad de lo que está sucediendo a todo el mundo", explicó.

"Hemos decidido que en lugar de anular el partido que era lo que queríamos todos, jugamos de manera excepcional para que se vea que nada tiene que ver con la normalidad".

Bartomeu reiteró que la decisión de jugar a puerta cerrada fue la mejor manera de evidenciar la protesta por las intervenciones policiales en Cataluña para impedir un referéndum de autodeterminación, prohibido por la justicia española.

Más de 840 personas resultaron heridas por los choques con la policía antidisturbios debido a su intención de participar en la votación. Bartomeu, que se declaró "muy preocupado por la situación", presentó esta iniciativa como una forma de dar "nuestro apoyo a todos los que están padeciendo esta falta de libertad expresión".

Con respecto a la posibilidad de haber adelantado el partido al sábado, el presidente se justificó en el descanso que necesitaba el equipo para descartarlo: "El hecho de jugar Champions el miércoles hizo que pese a valorar jugar el sábado, finalmente se jugase el domingo".

No obstante, Bartomeu confirmó la dimisión de los directivos Carles Vilarubí y Jordi Monés por no haberse suspendido el partido.

"Habrá tiempo para valorarlo, para hablarlo hoy mañana y pasado pero es normal que no todos estemos de acuerdo y que haya discrepancias en nuestro club porque es un club transversal, plural donde todas las opiniones son buenas y son consideradas", dijo.

Bartomeu hacía esta declaración después que la prensa española informara de la dimisión de Vilarrubí, partidario de no jugar el encuentro.



Сomo este

Más reciente




Recomendado