Medicina

La obesidad infantil se multiplicó por 10 en las últimas cuatro décadas

La obesidad infantil se multiplicó por 10 en las últimas cuatro décadas”

En 2016, el número global de niñas y niños por debajo del peso normal fue de 75 millones y 117 millones, respectivamente. México también es el sexto país con más alto índice de obesidad en niños y adolescentes con el 17.5 por ciento de la población de entre cinco y 19 años de edad que padecen esta enfermedad. Además, participaron otros 1000 colaboradores a quienes se les analizó la evolución del índice de masa corporal y la obesidad desde 1975 hasta 2016.

Mientras que en 1975 había unos 11 millones de personas de entre cinco y 19 años obesos, el año pasado eran 124 millones, señala en un informe la agencia de salud de la ONU.

Si estas tendencias continúan en los próximos años, en 2022 habrá en el mundo más niños y jóvenes obesos que desnutridos, añade el trabajo, que también resalta que hay otros 213 millones de chicos y chicas con sobrepeso. Sin embargo, en los países de ingresos bajos y medios, especialmente en Asia, la tasa se ha visto acelerada en los últimos años.

"Aún no está claro cuál es la explicación de que haya tanta obesidad en estos países, aunque una de las razones puede ser los cambios bruscos en el mercado alimentario y la llegada de comida procesada con bajo valor nutritivo", resalta Di Cesare.

En muchos países de ingresos medianos (por ejemplo, en Asia oriental, América Latina y el Caribe), los niños y los adolescentes han pasado rápidamente de tener predominantemente un peso demasiado bajo a presentar sobrepeso.

Según los autores, este cambio podría ser consecuencia del mayor consumo de alimentos de alto contenido calórico, sobre todo de hidratos de carbono muy elaborados, que engordan y afectan al estado de salud durante toda la vida.

Al decir de la coordinadora de enfermedades no transmisibles de la OMS, Fiona Bull, estos datos recuerdan que el sobrepeso y la obesidad representan una crisis de salud pública que empeorará a no ser que se tomen medidas drásticas.

Entre los resultados que arrojó la investigación se desprendió que las tasas mundiales de obesidad de la población infantil y adolescente aumentaron desde menos de un 1 por ciento (correspondiente a 5 millones de niñas y 6 millones de niños) en 1975 hasta casi 6 por ciento en las niñas (50 millones) y cerca de 8 por ciento en los niños (74 millones) en 2016.

"La OMS alienta a los países a esforzarse por modificar los factores del entorno que aumentan el riesgo de obesidad en nuestros hijos".

Desde hace años, la OMS anima a los países a reducir el consumo de alimentos ultraprocesados, altos en calorías y pobres en nutrientes, así como el tiempo que los niños gastan en actividades de ocio sedentarias. De igual forma, hizo un llamado a todos los trabajadores del área a de la salud a proporcionar información adecuada a los padres de familia sobre el cuidado, la alimentación, y la actividad física que debe gozar y realizar todo infante, además del apoyo a la lactancia materna.



Сomo este

Más reciente




Recomendado