Mundo

El papa Francisco envió un mensaje de inclusión a los refugiados

El papa Francisco envió un mensaje de inclusión a los refugiados”

El pecado es dejar que estos miedos determinen nuestras respuestas, condicionen nuestras elecciones, comprometan el respeto y la generosidad, alimenten el odio y el rechazo.

Ese fue el mensaje principal transmitido por el Sumo Pontífice en la homilía de la misa celebrada en la Basílica Vaticana con motivo de la centésimo cuarta edición anual de la Jornada Mundial del Migrante y el Refugiado, con la presencia de inmigrantes, refugiados y solicitantes de asilo invitados a la ceremonia.

Francisco dijo que, ante esta dificultad, "a menudo renunciamos al encuentro con el otro y levantamos barreras para defendernos". "Incluso los recién llegados tienen miedos: temen la confrontación, el juicio, la discriminación, el fracaso", apuntó. Estos temores son legítimos, basados en dudas que son totalmente comprensibles desde un punto de vista humano. Tener dudas y temores no es un pecado.

Escucharon sus palabras 200 inmigrantes indios, 800 rumanos y 35 ucranianos de rito latino, 450 indios católicos siro-malabares, 50 libaneses maronitas, 60 fieles de la liturgia siro-antioquena, 150 de Sri Lanka, 200 de Cabo Verde, más de 2 mil filipinos y 25 chinos. Para las comunidades locales, acoger, conocer y reconocer significa abrirse a la riqueza de la diversidad sin ideas preconcebidas, comprender los potenciales y las esperanzas de los recién llegados, así como su vulnerabilidad y sus temores”. Recordó que el encuentro verdadero con el otro no se detiene en la hospitalidad, sino que abarca los tres aspectos a los cuales se refirió en el mensaje para esta celebración publicado en agosto último: proteger, promover e integrar. Es una oración recíproca: migrantes y refugiados rezan por las comunidades locales, y las comunidades locales rezan por los que acaban de llegar y por los migrantes que llevan más tiempo residiendo en el país”.



Сomo este

Más reciente




Recomendado