Negocios

Petrolero iraní no registra grandes derrames pero permanece riesgo ambiental

Petrolero iraní no registra grandes derrames pero permanece riesgo ambiental”

La explosión del petrolero iraní, que arde desde el sábado pasado frente a la costa oriental de China tras chocar con un carguero hongkonés, reavivó la alarma por la incesante búsqueda de los 32 tripulantes que aún continúan desaparecidos.

La ayuda iraní llega en medio de las críticas a las labores de rescate y la lentitud para apagar el incendio, aunque el Gobierno de Teherán ha defendido a las autoridades chinas y ha negado que éstas hayan actuado con negligencia.

China se ha coordinado con equipos de rescate de Japón y la República de Corea, añadió. Los 21 miembros de su tripulación, compuesta por chinos, fueron rescatados.

"Probablemente la tripulación iraní se haya refugiado en los compartimentos inferiores del barco, que son más fríos", señaló el viceministro, citado por la agencia oficial IRNA.

La Guardia Costera japonesa ha desplegado una patrullera y un avión para vigilar la situación y posibles vertidos de petróleo, y permanece en contacto con las autoridades chinas.

La colisión, entre un buque petrolero de registro panameño y un carguero a granel registrado en Hong Kong, ocurrió alrededor de las 20:00 horas del sábado en las aguas a unas 160 millas al este del estuario del río Yangtse.

Aunque todavía es pronto para hablar de los daños ambientales, Greenpeace apuntó que un gran volumen de derrame de condensado podría suponer un riesgo de toxificación de especies de gran consumo en China como la corvina amarilla o la caballa.

El Sanchi, un buque iraní registrado en Panamá, transportaba 136.000 toneladas de petróleo condensado formado por una mezcla de hidrocarburos recuperados durante el procesamiento del gas natural.



Сomo este

Más reciente




Recomendado