Mundo

Debaten en Reino Unido el envenenamiento del exespía ruso

Debaten en Reino Unido el envenenamiento del exespía ruso”

El Gobierno británico ve "altamente probable" que Rusia esté detrás del envenenamiento del doble espía Serguéi Skripal y lo interpretará como un ataque "directo" contra el Reino Unido si confirma sus sospechas, afirmó la primera ministra, Theresa May. "La carta explicaba que si las autoridades investigadoras del Reino Unido determinan que hubo un uso ilegal de la fuerza por parte del Estado ruso contra el Reino Unido, lo consideraríamos relevante para nuestro deber continuo de garantizar que RT es apta y apropiada".

La primera ministra dijo que su país consideraría la respuesta rusa antes de decidir qué acción tomar.

May indicó que el ministro de Asuntos Exteriores de Reino Unido, Boris Johnson, solicitó al jefe diplomático ruso que Moscú debía "divulgar de forma inmediata y completa" el programa Novichok ante la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas.

El gobierno británico impuso un ultimátum al gobierno ruso que concluye la medianoche de este martes para que explique el envenenamiento con un gas nervioso a un exespía ruso que se encuentra hospitalizado.

La ministra dijo tras esa reunión que todavía es pronto para señalar al posible responsable del ataque y resaltó que la policía necesita "espacio y tiempo" para analizar las más de 240 pruebas que ha recogido hasta ahora y revisar una cantidad sustancial de grabaciones de cámaras de seguridad.

May dijo que Gran Bretaña considerará medidas fuertes en caso que las explicaciones rusas resulten insuficientes, aunque no dio más detalles.

Su hija, Yulia, de 33 años, está también ingresada con pronóstico muy grave, mientras que el sargento de la policía Nick Bailey, que estuvo expuesto al agente químico, sigue grave, aunque su estado ha mejorado y ha podido hablar con los investigadores.

Algunos servidores públicos, analistas y políticos han comparado el caso con el asesinato del exespía ruso Alexander Litvinenko, que fue envenenado con un té radiactivo en Londres en 2006. Fue liberado en 2010 dentro de un canje de espías y se había instalado en la ciudad de Salisbury.

Previamente, varios parlamentarios británicos pidieron al Gobierno que imponga sanciones a la cadena RT hasta revocar su licencia de transmisión en el Reino Unido.

Zajárova recomendó a Londres que, "antes de inventar nuevas historias", informe sobre los resultados de las investigaciones sobre la muerte en el Reino Unido de ex espías.

Anteriormente, la BBC le preguntó al presidente ruso Vladimir Putin sobre el caso.

Se cree que Skripal continuaba trabajando para el MI6 británico, dando clases sobre cómo actuaban los servicios de inteligencia rusos en las actuales circunstancias de guerra híbrida y en el training de agentes.



Сomo este

Más reciente




Recomendado