Mundo

Miles de personas reclaman en Barcelona la liberación de los presos independentistas

Miles de personas reclaman en Barcelona la liberación de los presos independentistas”

Miles de personas -315.000 personas, según la Guardia Urbana- participaron este domingo en Barcelona en una manifestación convocada por la plataforma Espai Democràcia i Convivència, para reclamar la libertad de los presos independentistas encarcelados y que se busquen "espacios para el diálogo y la negociación política" en la crisis catalana.

"Los manifestantes portaban esteladas (banderas independentistas) y pancartas en catalán con los lemas "Libertad presos políticos" y "¡Basta de rehenes!", y se oían cánticos de "Puigdemont es nuestro presidente", en referencia al expresidente regional Carles Puigdemont, quien se encuentra en Alemania a la espera de si la justicia local atiende una petición española de extradición. "Continuaremos siendo pacíficos", añadió la manifestante.

El hecho de que los dos mayores sindicatos del país, Comisiones Obreras (CCOO) y UGT, secunden la manifestación junto con organizaciones separatistas como la Asamblea Nacional Catalana (ANC) u Òmnium ha provocado roces con aquellos miembros que nunca han querido la independencia de la región.

A juicio del líder de Catalunya en Comú-Podem, Xavier Doménech, la 'movilización transversal' de este domingo en la capital catalana es el camino para recuperar los derechos y libertades, que se están perdiendo, denunció, por la regresión democrática del Estado español.

No es el momento de juicios ni de detenciones, sino de tender puentes y de buscar una solución, afirmó el secretario general de la UGT de Cataluña, Camil Ros. Entre otros asistentes estaba la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. El tribunal competente consideró que el cargo de rebelión que le imputa la justicia española, y que implica la noción de alzamiento violento, no se justifica.

La decisión fue un golpe para la justicia española, y el jueves, fiscales españoles entregaron elementos adicionales a sus homólogos alemanes para acreditar la causa por rebelión y lograr así que Puigdemont sea entregado por este cargo.

Aparte de rebelión, el exdirigente está acusado de malversación, en relación con la organización del referéndum ilegal de independencia del 1 de octubre.

El pensionista Juan José Cabrero, un ex transportista de 74 años, forma parte de esos dos millones de votantes (un 47,5% de electores catalanes) que en diciembre permitieron a los independentistas renovar su mayoría de escaños en el Parlamento catalán.

"Lo que me entristece es la acusación de violencia, que nunca existió, y a la que siempre me opondré", escribió en diciembre Jordi Sánchez en su cuenta de Twitter.

Sánchez ha sido dos veces candidato a presidente de la comunidad autónoma de Cataluña tras las elecciones regionales del 21 de diciembre de 2017, pero el juez Llarena le denegó el permiso de libertad para presentarse a la elección por riesgo de "reiteración delictiva".



Сomo este

Más reciente




Recomendado