Negocios

Periodistas de Ecuador y Colombia indagarán frontera

Periodistas de Ecuador y Colombia indagarán frontera”

Y es que Ecuador ha sentido este viernes el duro golpe de conocer que los tres miembros del equipo periodístico secuestrados el 26 de marzo fueron asesinados por sus captores, un hecho inédito en el país y que lo sitúa en la macabra línea de fuego del narcoterrorismo.

La ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, quien en el pasado ejerció el periodismo, señaló en un comunicado que "como experiodista, esta clase de cobarde ataque de profesionales haciendo su trabajo y sirviendo al interés público" le es "muy próximo".

Supuestamente fuerzas militares de Ecuador y Colombia tenían cercados a los terroristas con 3 anillos de seguridad; al penetrar al último los disidentes de las FARC decidieron ejecutar a los reporteros secuestrados.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) confirmó que Ecuador, Colombia y las familias de las víctimas pidieron su colaboración para recuperar los cadáveres del periodista Javier Ortega (32 años), del fotógrafo Paúl Rivas (45) y del conductor Efraín Segarra (60).

"Lamentablemente tenemos información que confirma el asesinato de nuestros compatriotas", anunció visiblemente dolido el presidente Lenín Moreno en Quito.

"No quisieron salvarle la vida a los tres retenidos, lo hicieron por la vía militar haciendo desembarcos en varios puntos donde estaban los señores, lo cual produjo la muerte de los periodistas", aseguraba el mensaje cuya veracidad no fue corroborada por las autoridades.

En el escrito se apunta que las fuerzas militares de Colombia realizaron, a su vez, una operación en su frontera, como parte de las acciones coordinadas con ese país.

Nunca antes Ecuador había enfrentado un crimen de estas características, lo que prácticamente rompió en pedazos su idea de ser una nación en paz en medio de la violencia y el narcotráfico que han golpeado por décadas a Colombia.

No obstante, las autoridades ecuatorianas alegaron ese mismo día que no podían confirmar la veracidad del material gráfico.

Después de la firma del Acuerdo de Paz entre el Gobierno colombiano y representantes de la FARC en 2016, el combatiente decidió separarse y trasladarse hacia la zona limítrofe entre Ecuador y Colombia, específicamente en las cercanías de Tumaco, departamento de Nariño (suroeste colombiano).

Lo anterior, explicó, "da a entender que los cuerpos están en territorio colombiano y si es así estarían en Nariño".

Tras analizar las imágenes, el gobierno estableció que en dos de ellas hay semejanzas con la ropa de los secuestrados y una tercera correspondería al rostro de uno de los periodistas.



Сomo este

Más reciente




Recomendado