Mundo

Reino Unido defiende su participación en los bombardeos contra Siria

Reino Unido defiende su participación en los bombardeos contra Siria”

Acto seguido, fue cuestionada por tomar la decisión de iniciar el ataque sin la aprobación del Parlamento ni del Consejo de Seguridad.

"No hay una propuesta sobre la mesa en este momento para nuevos ataques porque hasta ahora, gracias a Dios, el régimen de Assad no ha sido tan tonto como para lanzar otro ataque con armas químicas", dijo en el programa de Andrew Marr.

May, cuyo liderazgo ha sido cuestionado después de varios escándalos, divisiones sobre el Brexit y una desafortunada convocatoria de elecciones que llevaron a la pérdida de mayoría parlamentaria para su partido, ha recibido el apoyo de otros líderes internacionales a la intervención contra Siria.

Los ataques con misiles fueron lanzados en represalia por un presunto ataque de gas venenoso hace una semana, una respuesta que Siria y sus aliados, Rusia e Irán, han dicho que viola la ley internacional.

May fue atacada por los políticos de oposición y por lo menos un conservador al presentar un informe sobre los ataques del fin de semana de Reino Unido, Estados Unidos y Francia.

May dijo que reconoce la importancia de consultar al Parlamento, pero agregó que siempre habrá circunstancias en las que el gobierno pueda actuar por motivos operativos sin tener que entablar primero un debate en el Parlamento. Cuando esto ocurre, dijo, el gobierno tiene que acercarse al Parlamento en la primera oportunidad.

Blackford preguntó a May si consultaría al Parlamento primero antes de futuros ataques si fuera necesario y May dijo de nuevo que no siempre es posible consultar primero al Parlamento.

Ian Blackford, líder del Partido Nacionalista Escocés en Westminster, también dijo a May que debió de haber convocado al Parlamento antes de los ataques.

Las encuestas de opinión sugieren que la mayoría de los británicos, todavía afectados por el conflicto en Irak, no apoya la acción militar, y uno de Survation realizado después de los ataques indicaba que el 40 por ciento de las 2.060 personas encuestadas se oponía a la intervención. Un 36 por ciento la apoyaba.

"Ha sido una misión exitosa", dijo Johnson a la cadena de televisión CNN.

Una primera ofensiva tuvo como objetivo un centro de investigación científica ubicado cerca de Damasco, capital de Siria, y utilizado, según Washington, para la investigación, desarrollo, producción y pruebas de armas químicas y biológicas.



Сomo este

Más reciente




Recomendado