Tecnología

Ahora los días en la Tierra son más largos

Ahora los días en la Tierra son más largos”

Hace 1.400 millones de años un día terrestre duraba solo 18 horas, porque entonces la Luna estaba más cerca de nuestro planeta de forma que aceleraba la velocidad con la que este giraba sobre su eje. Actualmente, el satélite natural nos orbita a una distancia media aproximada de 384,000 km, por lo que poco a poco se va a alejando de nuestro planeta (aproximadamente 3,82 cm cada año), lo cual provoca que la rotación terrestre se alente.

El movimiento de la Tierra está influido por otros cuerpos astronómicos que ejercen fuerza sobre él, como otros planetas y la Luna.

"A medida que la Luna se aleja, la Tierra es como un patinador artístico que gira y se frena al estirar los brazos", agregó Meyers.

Con ayuda de un nuevo método estadístico llamado astrocronología, una combinación entre la teoría astronómica con la observación geológica de antiguas rocas, los astrónomos fueron al profundo pasado geológico de la Tierra para reconstruir la historia del planeta. Esto determina variaciones en el movimiento sobre su eje y la órbita de la Tierra alrededor del Sol.

Estas variaciones son conocidas como ciclos de Milankovitch, -nombrados así en honor al matemático serbio que los estudió en la década de 1920-, y marcan la cantidad de radiación solar que nos llega, siendo éste el factor principal para explicar las modificaciones climáticas que dejan pistas geológicas.

"Queremos estudiar rocas que tienen miles de millones de años de una manera comparable a la forma en que analizamos los procesos geológicos modernos", puntualizó. Utilizando la velocidad actual, los científicos que extrapolaron el tiempo calcularon que "más allá de mil 500 millones de años atrás, la Luna habría estado lo suficientemente cerca como para que sus interacciones gravitacionales con la Tierra hubieran desgarrado a la luna", explica Meyers. Científicos como Meyers han observado este clima en roca sin precedentes, que abarca cientos de millones de años. Pequeñas variaciones iniciales en estas partes móviles pueden propagarse a grandes cambios millones de años después; éste es el caos del sistema solar, y tratar de explicarlo puede ser como intentar rastrear el efecto mariposa al revés.

La astrocronología permite a los investigadores recostruir la historia del sistema solar y comprender mejor el cambio climático ancestral.

Los científicos Sthepen Moyers de la Universidad de Wisconsin-Madison y Alberto Malinverno de la Universidad de Columbia (ambas de EE.UU.) afirman que hace 1.400 millones de años La Luna se ha separado de la Tierra una distancia de 44.000 mil kilómetros.



Сomo este

Más reciente




Recomendado