Microsoft sitúa un centro de datos en el mar


Negocios

Microsoft sitúa un centro de datos en el mar

Microsoft sitúa un centro de datos en el mar”

Para dar solución a estas situaciones Microsoft pensó que lo mejor sería mandarlo al fondo del mar.

Un cable submarino lleva la electricidad hasta el centro de datos desde un entramado de energía eólica y marina del archipiélago, y transporta los datos de los servidores hasta el litoral.

Este data center está ubicado en las Islas Orcadas de Escocia.

Este centro de datos es un cilindro blanco de 12,2 metros de largo que contiene 864 servidores, suficientes para almacenar 5 millones de películas, y capaz de estar en el agua hasta cinco años.

La compañía eligió este lugar cerca a las costas por la simple razón de que la mitad de la población mundial habita cerca de estos lugares, ofreciendo así menos distancia entre los servidores y el usuario para así gozar de una velocidad de navegación superior. Asimismo, Microsoft asegura que pondrán especial atención en sobre un posible impacto ambiental, ya que si todo sale de acuerdo a lo planeado, Project Natick podría marcar el comienzo de una forma completamente nueva de instalar centros de datos.

La demanda de recursos de centros de datos en la industria informática está creciendo exponencialmente a medida que las empresas cambian cada vez más sus redes y necesidades informáticas a la nube, y proliferan los dispositivos inteligentes conectados a Internet que van desde teléfonos inteligentes hasta robots. Apenas 12 meses después de lanzar Project Natick en julio de 2014, el equipo desplegó un prototipo de prueba de concepto construido en laboratorio en aguas tranquilas y poco profundas frente a California.

"El momento más feliz del día fue cuando el centro de datos finalmente se deslizó por debajo de la superficie, en su viaje lento y cuidadosamente programado", explicó Ben Cutler, uno de los gerentes del proyecto.

Aunque el centro de datos está diseñado para operar sin manipulación humana hasta por cinco años, Cluter dijo que en una primera fase, la cápsula estará a prueba bajo el agua por un año, tras lo que se evaluarán las posibilidades comerciales de este formato en el mercado de data centers. Se observará su consumo de energía, su nivel de humedad, sonido, así como su temperatura.

Orkney fue el enclave elegido por el gigante tecnológico por ser un importante centro de investigación de energía renovable.



Сomo este

Más reciente




Recomendado