Mundo

Encontraron en Perú una mujer desaparecida hace un año y medio

Encontraron en Perú una mujer desaparecida hace un año y medio”

Tres menores son hijos de la esposa de Manrique, otro menor es hijo de una conviviente y la bebé de un mes es hija de la española, indicó el jefe policial.

"Ella era vulnerable porque su tío murió muy joven y eran muy cercanos".

Después de que su progenitor se desplazara al país sudamericano para contribuir en las tareas de rescate de la Policía, ha expresado ante los medios que su hija sufrió un rapto psicológico cuando el líder de la secta Gnosis, Félix Manrique, la captó por internet con tan solo 16 años.

La mujer, captada por el grupo autodenominado "Secta Latinoamericana Gnosis del Perú", fue encontrada en un área rural del departamento de Junín junto a dos jóvenes peruanas y cinco niños, uno de ellos su hijo de dos meses. Ahora Patricia se encuentra en Lima junto a su bebé y las autoridades han anunciado que se acogerá a un programa de víctimas.

El presunto líder de secta peruana denominada 'Gnosis' permanecerá detenido hasta el 12 de julio.

Un psicólogo forense mantiene ya la primera entrevista con Patricia Aguilar para examinar su estado mental, después de que su padre, Alberto, y la policía peruana la rescataran la madrugada del miércoles en un terreno de la selva central de Perú, en San Martín de Pangoa, tal y como adelantó EL PERIODICO.

Antes de que la hallaran en Perú, Patricia difundió videos donde aseguraba que no la coaccionaron a desaparecer, pero la familia no creyó que estuviera de manera voluntaria y totalmente consciente en la secta. "Hemos llegado a acceder a correos electrónicos donde les dice incluso cómo deben depilarse sus zonas íntimas", apunta un miembro de la organización.

Según fuentes de la Oficina de Información Diplomática (OID), el consulado general de España en Lima está en contacto con la familia y prestará asistencia consular tanto a la joven como a sus familiares.

La joven española se marchó de su casa de Elche (España) el 7 de enero de 2017, apenas cumplidos los 18 años.

Según Bru, aunque estaban asustados por el consumo de ayahuasca (bebida tradicional indígena que puede producir alucinaciones), "el estado de máximo riesgo para su vida era el momento en el que pudiera quedar embarazada y tener un parto sin estar controlada", porque podría tener "tendencia a la muerte súbita". También corroboraron que en este periodo Patricia tuvo un bebé con su captor. Los esfuerzos dieron su fruto y tras varias apariciones en medios de comunicación, se generó un revuelo social que acabó llegando a la Fiscalía de Trata de Personas, que solicitó la incoación de diligencias. "Nos hemos encontrado una situación que sobrepasa lo que imaginábamos", afirma Noelia, prima y portavoz de la familia.

Éste es agnóstico y tenía su propia secta, cuando Patricia Aguilar cumplió 18 años la convenció de que viaje a Perú a encontrarse con él e integrar parte de su grupo, conformado por al menos otras dos mujeres.



Сomo este

Más reciente




Recomendado