Ubican fuente de misteriosas emisiones que están destruyendo la capa de ozono


Negocios

Ubican fuente de misteriosas emisiones que están destruyendo la capa de ozono

Ubican fuente de misteriosas emisiones que están destruyendo la capa de ozono”

Un aislante doméstico de precio reducido producido en China ha sido identificado por la Agencia de Investigación Ambiental (EIA) como origen del misterioso aumento de un agente destructor del ozono.

Durante años el agujero de la capa de ozono se ha ido cerrando tras la firma del Tratado de Montreal, en 1985, para proteger esta zona de la estratosfera que protege a los humanos y al resto de seres vivos de los rayos ultravioleta. Había temores entre los expertos de que el compuesto químico se estaba utilizando secretamente para enriquecer uranio para armas nucleares. Ahora se sabe que la fuente está vinculada al aislamiento de los hogares. Pero ¿por qué? La respuesta es clara: es más barato y de mejor calidad que cualquiera de las alternativas que pueda haber en el mercado.

Al menos 18 empresas en diez provincias en el país han encontrado formas de pasar por alto lo legal y seguir utilizando el CFC-11 (triclorofluorometano) para crear de manera más económica por ejemplo, espumas aislantes, muy utilizadas en el sector de la construcción.

A pesar de que el CFC-11 está prohibido, la puesta en vigor de la regulación es mala. Sin embargo, los expertos aclararon que es difícil afirmar que los resultados del estudio son definitivos.

El doctor Stephen Montzka de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (Noaa) le dijo a la BBC: "El uso extendido de los CFC-11 que parece ser aparente en China, basado en el estudio (de la EIA) es bastante sorprendente".

Aunque la propia EIA aclaró que los datos podrían cambiar, el hallazgo es importante porque demuestra que se utiliza una enorme cantidad de químicos ilegales; lo que afectaría la recuperación que había empezado en la capa de ozono.

La espuma de poliuretano de China suma casi una tercera parte de la producción global. Por esta razón, la EIA insta al Gobierno de China y a las Partes en el Protocolo de Montreal "a que reconozcan la magnitud de este delito ambiental y tomen medidas inmediatas para investigar más a fondo, implementar reformas legislativas y garantizar una aplicación eficaz impulsada por la inteligencia". Se espera que el secretariado lance una investigación del caso y aliente al país asiático a disminuir la producción de CFC-11.

Esta semana se reunirán en Viena los delegados del Protocolo e intentarán poner en práctica un plan para abordar el problema. "Tiene que haber incautaciones y arrestos para que las personas sepan que existen sanciones severas para la producción de CFC- 11", comentó Mahapatra a BBC News.



Сomo este

Más reciente




Recomendado