Mundo

Acaba en disparos discusión en Facebook

Acaba en disparos discusión en Facebook”

Brian Sebring, un hombre de 44 años de Florida, manejó su auto hasta la casa de un extraño a quien hirió a disparos, luego de una disputa en Facebook sobre política. El individuo le dijo al diario Tampa Bay Times: "Estallé y dejé que la furia me controlara".

Sebring, que trabaja de repartidor de pizzas, fue arrestado y acusado de los delitos de "agresión agravada con arma mortal y no tener licencia de armas de fuego". El tono de la pelea fue aumentando hasta que uno amenazó al otro con lastimar a la familia.

"Después de esto voy a ver a un terapeuta o algo, porque es algo de miedo que podrá perder los estribos de esa manera y hacer algo tan estúpido", dijo.

Stephens fue dado de alta del hospital, donde fue atendido por heridas de bala en las piernas y los glúteos. No respondió a un pedido de comentario del diario Times.

Brian Sebring, registrado como demócrata, admite que respondió a un mensaje en Facebook colocado por un expresidiario que decía que deseaba compartir sus opiniones políticas, aunque ya no tiene derecho a votar.

El yoga podría considerársele como una panacea. Conoce cómo integrarla a tu rutina para combatir la exasperación de lo cotidiano.

En Florida, hasta 1.5 millones de ex prisioneros no pueden votar debido a una prohibición en la constitución del estado, pero los votantes del estado decidirán en noviembre si alteran o no la prohibición actual, que también es el tema de una demanda federal en curso.

Brian dijo que fue, hizo sonar su bocina al llegar y el hombre salió de la casa portando lo que parecía ser un cuchillo.

La discusión se intensificó cuando Alex Stephens, quien estuvo en la cárcel por robo y posesión de cocaína, empezó a mandar mensajes personales a la cuenta de Brian Sebring. Se amenazaron mutuamente y Alex amenazó con lastimar a la esposa y al hijo del hombre.

Mike Williams, uno de los amigos de Facebook de Sebring, publicó el martes en la página del tirador que no puede controlar su ira al momento de abrir discusiones en Facebook.

Stephen dio la última palabra al darle su dirección a Sebring, diciéndole que si quería pelear que viniera e hiciera sonar su bocina cuando llegara.

Cuando Sebring llegó llevando la Glock en una funda en la cintura, tocó el claxon y esperó junto a su camioneta para que Stephens apareciera, fue entonces que le disparó.

No obstante, Sebring se entregó poco después voluntariamente a la Policía y fue trasladado a la prisión del condado de Hillborough, donde se le impuso una fianza de 9.500 dólares.



Сomo este

Más reciente




Recomendado