Mundo

"Basta al racismo" piden en el aniversario de disturbios — Charlottesville

Los grupos que aterrorizaron a la población de Estados Unidos hace un año durante una marcha trágica celebrada en Charlottesville, en el estado de Virginia, protagonizarán hoy una protesta en Washington, que terminará frente a la Casa Blanca.

Por ese motivo, las autoridades reforzaron la seguridad en la capital estadounidense antes de la marcha convocada en nombre de los "derechos cívicos de los blancos" y organizada por Unite the Right, red supremacista que convocó la protesta del año pasado en Charlottesville, Virginia.

Sin embargo, las policías local y estatal rodearon ese lugar e instalaron un robusto sistema de seguridad con detectores de metales para controlar la entrada al recinto, lo que provocó que la manifestación se trasladara a otra zona del campus.

Además del amplio dispositivo terrestre, hasta tres helicópteros estuvieron sobrevolando el campus universitario durante varias horas a lo largo de la jornada de hoy. "Nos querían encerrados en una jaula, y eso no pasará", comentó Sebastián.

Al finalizar la marcha se produjeron encuentros entre los supremacistas blancos y los contra-manifestantes, que realizaban una movilización antirracista.

Muchos de los participantes de esta manifestación pacífica ya se reunieron esta mañana en la misma universidad para recordar a las víctimas mortales de hace un año y destacar la importancia de la inclusión dentro de sus comunidades.

“Los disturbios en Charlottesville hace un año causaron muerte y división sin sentido. Condeno todo tipo de racismo y actos de violencia. "Paz para TODOS los estadounidenses", añadió en su mensaje, lanzado en momentos en que los neonazis tienen previsto manifestarse el domingo frente a la Casa Blanca.

Una vez conocidos los hechos, el presidente, Donald Trump, generó entonces una gran controversia cuando responsabilizó de la violencia tanto a los grupos neonazis como a los manifestantes de izquierda y aseguró que había gente "muy buena" entre los supremacistas.

Las protestas en Charlottesville, que se convirtieron en un símbolo de la tensión racial, ocurrieron el 12 de agosto, cuando supremacistas blancos marcharon por la ciudad en protesta por la retirada de una estatua de Robert E. Lee, un general esclavista de la Confederación durante la guerra civil de Estados Unidos.

Un simpatizante neonazi embistió con su automóvil a los manifestantes antirracistas, matando a una mujer de 32 años, HeatherHeyer, y dejando 19 heridos.



Сomo este

Más reciente




Recomendado