Negocios

La JUR no compensará a los afectados del Popular

La JUR no compensará a los afectados del Popular”

Así lo ha dicho East, que representa a bonistas como Pimco, Anchorage o Algebris, después de que este lunes la Junta Única de Resolución (JUR) decidiera de forma preliminar no compensar a los accionistas ni acreedores que perdieron sus inversiones tras la resolución y posterior venta por un euro del banco entonces presidido por Emilio Saracho al Banco Santander.

"La JUR decide de forma preliminar, sobre la base de las conclusiones del informe 'Valoración 2' de que no tiene intención de pagar una compensación a antiguos accionistas y acreedores del Banco Popular afectados por la decisión de de resolución", explica la institución europea en un comunicado que publica tanto la decisión preliminar como la versión no confidencial del informe.

Por ejemplo, en una liquidación de la entidad, aquellos clientes con depósitos superiores a los 100.000 euros hubieran podido llegar a perder hasta 14.000 millones de euros.

Según consigna Expansión la decisión de la JUR se debe a que se ha concluido que hubieran sufrido mayores pérdidas si se hubiese seguido un procedimiento nacional de insolvencia en vez de haber sido objeto de un proceso de resolución que culminó con la venta al Banco Santander, por la cifra simbólica de un euro.

Con ese mecanismo, los accionistas y acreedores de deuda subordinada vieron como se esfumaban sus inversiones.

"Deloitte concluye que para los accionistas y acreedores afectados no habría cabido esperar ninguna recuperación en un procedimiento de insolvencia ordinario, incluso en el escenario considerado como más optimista y, como resultado, no hay diferencia de trato en comparación con la acción de resolución", afirma la JUR.

La asociación de usuarios de banca Adicae considera que con su decisión "la JUR desprecia a 300.000 ahorradores-inversores españoles y contradice toda la política de consumo de la Unión Europea".

El representante del grupo de grandes fondos tenedores de bonos de Banco Popular y socio director del despacho Quinn Emanuel, Richard East, ha asegurado estar "decepcionado pero no sorprendido" con las conclusiones del informe, criticando que "no son realistas". Las pérdidas para los acreedores ordinarios en este escenario se situarían entre 8.000 y 14.000 millones de euros. Los representantes legales esperaban desde hace meses el resultado del tercer informe de la resolución, de Deloitte, conscientes de que un informe positivo hubiera puesto punto y final a todas las demandas y su trabajo de los próximos años. Entre los motivos que cita están un cese "abrupto" de la actividad de negocio, la pérdida de clientela, un proceso "ineficiente" de realización de activos y reclamaciones y costes adicionales "a menudo significativos".

No obstante, la entidad presidida por la alemana Elke König antes de tomar una decisión formal debe completarse al procedimiento que ha abierto para que los afectados por la operación presenten sus comentarios y alegaciones.

En una segunda fase, aquellos accionistas y acreedores que hayan probado que sufrieron pérdidas en la resolución tendrán el derecho a expresar por escrito sus comentarios con respecto a la decisión adoptada este lunes de no compensarles por las conclusiones del informe de Deloitte.

PÉRDIDAS DE HASTA 34.000 MILLONES El informe de Deloitte considera tres escenarios de tiempo alternativos (18 meses, 3 años y 7 años) de cara a la liquidación mediante un procedimiento de insolvencia ordinario y para cada uno de ellos presenta el mejor y el peor resultado posible.



Сomo este

Más reciente




Recomendado