Mundo

Filipinas se prepara para la llegada de supertifón Mangkhut de categoría 5

Filipinas se prepara para la llegada de supertifón Mangkhut de categoría 5”

Miles de filipinos huyeron de sus casas en las últimas horas por la inminente llegada de un supertifón que anuncia ráfagas de hasta 255 kilómetros por hora y lluvias torrenciales.

El tifón Mangkhut se dirige hacia la provincia de Cagayán, en el noreste del país, donde azotaría a primeras horas del sábado. El jueves estaba a unos 725 kilómetros (450 millas) de distancia sobre el Océano Pacífico y tenía vientos sostenidos de 205 kilómetros (127 millas) por hora con rachas de hasta 255 kilómetros (158 millas) por hora.

"Las lluvias van a ser fuertes y el viento no será ninguna broma", declaró a la AFP Michael Conag, vocero de Defensa Civil local. "Puede haber olas equivalentes a un edificio de 4 pisos y muchas casas pueden quedar destruidas, sobre todo las construcciones más frágiles, que son las más frecuentes en las regiones costeras".

Al menos cuatro millones de personas están en la trayectoria directa de Mangkhut, que luego se dirigirá hacia el sur de China, incluido el territorio semiautónomo de Hong Kong.

"El tiempo aquí todavía es bueno, pero los estamos sacando ahora porque es muy importante que cuando llegue el tifón la gente esté alejada del peligro", dijo Mamba.

Una masiva banda nubosa de 900 kilómetros (560 millas) de ancho, combinada con las lluvias estacionales del monzón, supone que el tifón descargará intensas lluvias que podrían provocar deslaves e inundaciones repentinas.

Las pequeños pueblos de pescadores son muy vulnerables también a los vientos violentos y a las enormes olas que sacuden la costa.

El archipiélago filipino es golpeado cada año por una veintena de tifones, que causan centenares de muertos y agravan la situación de pobreza de millones de personas.

Haiyan, uno de los tifones más violentos de la historia en tocar tierra, azotó las islas del centro de Filipinas en noviembre de 2013, con vientos que superaron los 315 km/h. Inmensas olas similares a las de un tsunami arrasaron todo a su paso. Hubo más de 7.350 muertos o desaparecidos y 4 millones de personas se quedaron sin techo.

La organización humanitaria eleva el posible número de damnificados por el tifón a 10 millones, si se tiene en cuenta el volumen de personas que viven de la agricultura en Luzón y que sufrirán importantes pérdidas en sus cosechas.

Además, otros tres fenómenos -Joyce, Helen e Isaac- avanzan en el Atlántico Norte. Entraría por una zona al sur de Hong Kong y al norte de la provincia insular de Hainan y, aunque es probable que su potencia haya disminuido para entonces, seguiría teniendo vientos sostenidos de 175 km/h (109 mph), agregó. El pronóstico de la tormenta tropical Helen es que pase cerca de las islas Azores mañana, mientras que Isaac se desplaza hacia el oeste en el Caribe oriental.



Сomo este

Más reciente




Recomendado