Cultura

Florence sigue amenazando con fuertes vientos e inundaciones

Florence sigue amenazando con fuertes vientos e inundaciones”

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, advirtió que Florence "está causando estragos" en la costa y que podría incluso borrar del mapa a comunidades enteras a medida que "tarda días en su avance violento sobre nuestro estado".

Meteorólogos afirman que la embestida durará horas y seguirá extrayendo energía del océano.

La tormenta Florence desplegaba su furia en la costa atlántica de Estados Unidos, con fuertes vientos y lluvias torrenciales que dejaban varios muertos y "catastróficas" inundaciones con cientos de personas atrapadas que equipos de rescate buscaban socorrer.

Aunque ha perdido fuerza, la tormenta, que se mueve tierra adentro por el extremo sureste de Carolina del Norte, sigue causando "catastróficas inundaciones de agua dulce".

La llegada de Florence obligó a cancelar hasta este viernes más de 1.300 vuelos en la costa este del país, donde una decena de aeropuertos están cerrados, y sus vientos han derribado innumerables árboles y solo en Carolina del Norte más de 450.000 clientes se han quedado sin suministro eléctrico. Cerca de 772.000 personas estaban sin electricidad en Carolina del Norte, junto con 172.000 en Carolina del Sur.

Muchas zonas en el sureste de Carolina del Norte han registrado de 35 a 70 centímetros de lluvia, y aún podrían recibir otros 35 centímetros.

Una mujer y su hijo se contaron entre los primeros fallecidos cuando un árbol cayó sobre su casa en integran de 13 muertos, según medios estadounidenses.

En este estado se encuentra Florence, que se desplaza a tan solo 2 millas por hora (4 km/h) rumbo oeste, lo que deja a Carolina del Norte en su cuadrante "sucio", adonde llegan sus bandas exteriores que proceden del mar y, por eso, arriban fortalecidas y cargadas de agua.

La ayuda del gobierno puede incluir subvenciones para viviendas temporales y reparaciones en los hogares, préstamos de bajo costo para cubrir pérdidas de propiedades no aseguradas y otros programas para ayudar a las personas y a los propietarios de empresas a recuperarse de los efectos del huracán, ahora debilitado y convertido en tormenta tropical.

El jueves, Florence era un huracán categoría 3 en la escala de cinco niveles de Saffir-Simpson, con vientos máximos sostenidos de 193 kilómetros por hora.

Las peores escenas de la tormenta hasta el momento han surgido en la ciudad sitiada de New Bern, donde unas 150 personas pidieron ayuda durante la noche, dijeron funcionarios de la ciudad.

Tiempo después la portavoz presidencial Sarah Sanders, expresó: "Se prevé que el presidente viaje a las áreas afectadas por la tormenta entre principios y mediados de la próxima semana, una vez que se determine que su viaje no entorpece ningún esfuerzo de rescate o recuperación".

Entre tanto, una vocera del condado de Pender, en Carolina del Norte, dijo que otra mujer murió por un problema de salud no especificado, después de que llamara a los servicios de emergencia, pero estos no pudieran asistirla debido a que tres árboles caídos bloqueaban el camino. Trump, quien conversó con algunas autoridades locales el viernes, planea visitar la zona la semana entrante.



Сomo este

Más reciente




Recomendado