Mundo

Gobierno | Trump quiere pagar a México para que deporte a inmigrantes centroamericanos

Gobierno | Trump quiere pagar a México para que deporte a inmigrantes centroamericanos”

Está decisión le da un viraje de 180 grados a las airadas declaraciones del presidente Donald Trump, que desde su campaña a la presidencia prometió la construcción de un muro fronterizo que pagaría México, además de que reiteradamente lo acusa de pasividad en el control de su frontera con Guatemala.

No obstante, a través de un comunicado de la Secretaría de Gobernación, el gobierno mexicano, respondió anunciando que la medida aún no es definitiva, pues se encuentra evaluando la propuesta.

La inmensa mayoría de inmigrantes irregulares que llegan a EE UU son centroamericanos que viajan a través de México en un desesperado y peligroso periplo.

Trump, que se pasó meses asegurando que el país vecino pagaría un muro fronterizo, utiliza ahora la ayuda exterior para frenar la llegada de indocumentados.

Las estimaciones oficilaes apuntan a que cada año transitan por México hacia EE. "Estamos trabajando estrechamente con nuestros homólogos mexicanos para afrontar directamente las crecientes aprehensiones en la frontera". El Departamento advierte de que este mes han aumentado un 38% de las detenciones de familias tras entrar irregularmente a EE UU.

Sin embargo, la última notificación del Departamento de Estado de EE.UU.al Congreso también delinea algunos puntos en los que México tomaría un rol más activo en la contención de migrantes. Hacer que México realice deportaciones evitaría ese proceso, resaltó el periódico.

Eliot Engel, representante demócrata por Nueva York en el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara, se quejó de que el Departamento de Estado ignorara las prioridades del Congreso y destinara más dinero a los esfuerzos de deportación. "Hasta entonces, haré lo que pueda para detener esto".

Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGESImage captionOrganizaciones de defensa de migrantes han criticado el enfoque policiaco que le ha dado EE.UU. y México al problema migratorio.

La maniobra es la más reciente de la administración para reducir el número de inmigrantes que cruzan la frontera suroeste, entre las que destaca la política de "tolerancia cero" para enjuiciar penalmente a cualquier inmigrante que ingrese al país sin autorización, y separar a niños de sus padres.

"No deberíamos estar pagando a otro país para hacer nuestro trabajo sucio; en realidad deberíamos arreglar nuestro sistema de inmigración y ayudar a estos países a volver a tener estabilidad", aseguró Ali Noorani, director ejecutivo del Foro Nacional de Inmigración.



Сomo este

Más reciente




Recomendado