Mundo

Incrementa la hambruna en el mundo: FAO

Incrementa la hambruna en el mundo: FAO”

El SOFI de este año fue desarrollado por la FAO junto al el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según el informe La seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo, aproximadamente el 11,7% de la población del país petrolero estuvo subalimentada en el periodo 2015-2017, un millón de personas más que hace una década.

"La obesidad adulta está empeorando y más de uno de cada ocho adultos en el mundo es obeso".

El director general de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, precisó en una conferencia de prensa que esta nueva edición se centra en el impacto de la variabilidad del clima y la exposición a fenómenos climáticos extremos más complejos, frecuentes e intensos.

Los datos recogidos en el informe "La seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo", publicado ayer por la ONU, confirman que no se trata de un repunte aislado; aunque los expertos se resisten a hablar de un cambio de tendencia, ya se encadenan tres años de subida.

Suponiendo que hay7.600 millones de habitantes en el planeta, dicha cifra implica que una de cada nueve personas sufre de hambre, volumen que supera ligeramente al registrado en 2016, con 804 millones. "El problema es más acuciante en América del Norte, pero África y Asia también están experimentando una tendencia al alza", resaltó.

En América Latina y el Caribe, el hambre creció ligeramente hasta los 39 millones de personas en 2017 (6,1 % de su población), según las estimaciones, que reflejan sobre todo un deterioro de la situación en Sudamérica por la desaceleración económica, marcada especialmente por el caso de Venezuela, explicó la ONU.

La variabilidad climática y los fenómenos meteorológicos extremos tales como sequías e inundaciones constituyen factores que se encuentran detrás de este retroceso, al igual que los conflictos y las crisis económicas. Ello se debe a la falta de acceso a alimentos nutritivos debido a su alto precio, el estrés de vivir con inseguridad alimentaria y las adaptaciones fisiológicas a la privación de alimentos.

El documento apunta a los conflictos -cada vez más agravados por el cambio climático- como uno de los principales motivos del resurgir del hambre y de muchas formas de malnutrición. En 2014, el hambre afectaba a 38,5 millones y en 2017 superó los 39 millones.

El aumento de la subalimentación sigue sin reflejarse en la tasa global de retraso del crecimiento infantil, que el año pasado se situó en un 22 % de los menores de cinco años (en 2012 era un 25 %), lo que representa un total de 151 millones. Su articulación con la agricultura familiar permitirá avanzar en la lucha contra la pobreza, el hambre y la malnutrición en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible', expresó recientemente el coordinador de la FAO para Mesoamérica, Tito Díaz.

'La emaciación continúa afectando a más de 51 millones de niños menores de cinco años del mundo y estos niños tienen un mayor riesgo de morbilidad y mortalidad.

"El escaso acceso a los alimentos hace que aumente el riesgo de bajo peso al nacer y retraso del crecimiento en los niños, que están asociados a un mayor riesgo de sobrepeso y obesidad en etapas posteriores de la vida", subrayó.



Сomo este

Más reciente




Recomendado