Deportes

Kenia tiene un hombre nuclear: Kipchoge pulverizó el récord de maratón

Kenia tiene un hombre nuclear: Kipchoge pulverizó el récord de maratón”

El campeón olímpico de Río 2016 ha batido el récord del mundo en Berlín una mañana de verano tardío, 20 grados a las 11, sol, ni asomo de viento, dejando para que la memorice todo el mundo una marca atómica, 2h 1m 39s (un minuto y 18s inferior al récord anterior, 2h 2m 57s, de su compatriota Dennis Kimetto en 2014), un registro que como los récords mundiales de Usain Bolt en los 100m y en los 200m resistirá como referencia quizás durante décadas (a menos que el próximo año, y también en Berlín, en el mismo circuito callejero planísimo en el que se han batido los últimos siete récords mundiales, el mismo Kipchoge, que ya tendrá 34 años, vuelva a batirlo). Dominó la carrera desde la salida y cruzó la línea de meta en la emblemática avenida del 17 de junio en una increíble carrera de 2h01m39s. El vigente campeón ha pulverizado el récord de su compatriota Kimetto. La temperatura en Berlín era la idónea, la humedad perfecta del cincuenta por ciento y tres liebres le han facilitado el camino, tal como estaba previsto. "Ahora, estoy infinitamente agradecido y feliz", dijo después de hacer historia.

En segunda posición entró su compatriota Amos Kipruto, con un tiempo de 2h.06:23, mientras que el tercero fue Wilson Kipsang, de la misma nacionalidad, con 2h.06:48. Es decir, después de que llegara Kipchonge, todavía pasó un buen rato, casi cinco minutos, para que llegara su más cercano perseguidor.

El keniano, que ya es millonario a través de este deporte, recibirá una bonificación total de 120.000 euros (139.600 dólares): 50.000 euros por el récord mundial, 40.000 euros por haber ganado y 30.000 euros, además, en concepto de bonificación de tiempo porque permaneció por debajo de las 2:04 horas.

Kipchoge muestra las cifras de su récord.

Además, por cuarta vez consecutiva, un corredor de resistencia de las tierras altas de Kenia estableció el récord mundial.

Kipchoge, que vive con su esposa y sus tres hijos en Eldoret, en el oeste de Kenia, corrió en mayo pasado el maratón más rápido de la historia en una carrera organizada por el proveedor de artículos deportivos Nike en el autódromo italiano de Monza y quedó rozando la barrera de las dos horas con 2h00m25s.

Entre las mujeres la victoria fue asimismo keniana, con Gladys Cherono en primera posición, con un tiempo de 2h.18:10, seguida de las etíopes Ruti Aga y Tirunesh Dibaba, quien partía como favorita. "El corredor keniata ha bajado de 2h02' al lograr tiempo de 2h01'40", un registro hasta ahora inimaginable.



Сomo este

Más reciente




Recomendado