Mundo

La letal tormenta Florence sigue amenazando EEUU con fuertes vientos e inundaciones

La letal tormenta Florence sigue amenazando EEUU con fuertes vientos e inundaciones”

Las autoridades advirtieron que la amenaza de Florence, que ya ha demostrado ser letal con sus casi incesantes lluvias, sus marejadas ciclónicas y sus vientos fuertes, está lejos de acabar ya que los restos de lo que fue un gran huracán seguirán durante días sobre las Carolinas, en la costa sureste de Estados Unidos.

Este avance provocará su debilitamiento gradual, aunque sigue siendo un ciclón de grandes dimensiones, cuyos vientos huracanados se extienden hasta 130 kilómetros desde su ojo y de fuerza de tormenta tropical hasta 315 kilómetros desde el centro.

"Es un monstruo al que nadie invitó y que no quiere irse", dijo el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper.

Se prevé que el huracán Florence arroje 68 billones de litros (18 billones de galones) de lluvia a lo largo de una semana en Carolina del Norte, Carolina del Sur, Virginia, Georgia, Tennessee, Kentucky y Maryland, según el meteorólogo Ryan Maue. La situación podría agravarse cuando la marea alcance la pleamar y se sume a los hasta 3,3 metros de altura de la marea ciclónica que Florence genera en la costa sureste del país.

En tanto, un hombre de 78 años murió mientras trataba de conectar un generador en la localidad de Lenoir County, de acuerdo con la cadena estadounidense ABC, mientras que la quinta víctima fatal fue confirmada por la agencia EFE.

"Esperamos más días de lluvia".

Horas antes de su arribo, las lluvias torrenciales que acompañan a Florence ya habían provocado inundaciones de agua marina en calles de zonas costeras.

Ante el temor de inundaciones catastróficas, cerca de 9,700 efectivos de la Guardia Nacional y civiles estaban listos en vehículos anfibios, helicópteros y lanchas para rescatar a gente atrapada en aguas crecidas.

El huracán podría incluso borrar del mapa a comunidades enteras a su paso.

Se pronostica que Florence, que tocó tierra a las 07H15 (11H15 GMT) del viernes en Wrightsville Beach, se internará más en el continente antes de virar hacia el norte con una "importante pérdida de intensidad", agregó.

En New Bern, Carolina del Norte, el río Neuse subió tres metros y unas 150 personas debieron ser rescatadas.

Se estima que aún unas 900 mil personas se encuentran sin electricidad en Carolina del Sur y Carolina del Norte.

El gobernador de Carolina del Norte dijo que es probable que el huracán "continúe su rutina violenta en todo el estado durante días", ya que se desplaza a muy poca velocidad.

El presidente Donald Trump visitará las áreas afectadas "de principios a mediados de la próxima semana" cuando se determine que su viaje no interrumpirá las labores de rescate, anunció la Casa Blanca.



Сomo este

Más reciente




Recomendado