Negocios

"No hay chances de una nueva convertibilidad" — Gobierno

Todo esto y más disparó la difusión de una entrevista del principal asesor de a Casa Blanca, Larry Kudlow, en la que revelaba que el Tesoro de EEUU trabaja en un plan de convertibilidad de la moneda argentina.

Lo extraño es lo que dijo después: "Funcionó en los 90: derribó la inflación y mantuvo la prosperidad", ignorando que aquel proceso culminó con un estallido de dimensiones a finales de 2001, cuando cayó el gobierno de la primera Alianza.

"El Departamento del Tesoro está en eso", remarcó Kudlow en referencia a una ayuda de Estados Unidos para dolarizar la economía. El funcionario del gobierno de Donald Trump sugirió: "Eso es lo que necesitan para volver a hacerlo".

Kudrow recomendó ligar el peso al dólar. De inmediato, trajo a la memoria la Convertibilidad de Domingo Cavallo.

"Esa experiencia en la Argentina terminó con hambre, quiebre de empresas y muerte", alertó el dirigente.

A raíz de los rumores que indicaban que el Fondo Monetario Internacional y el Gobierno estén negociando para avanzar en una nueva convertibilidad peso-dólar, desde el Ministerio de Hacienda tiraron por tierra estas especulaciones.

"Nosotros le presentamos un programa para enfrentar la crisis", afirmó el diputado y añadió que una eventual dolarización dejaría al país sin soberanía monetaria ni grados de libertad para actuar en situaciones de crisis internacionales, como las que enfrentó Grecia.

En los hechos, la Argentina nunca ha podido desentenderse de una relación estrecha con el dólar, no sólo porque es la divisa para las transacciones del comercio exterior sino porque siempre actuó en el país como un refugio para los ahorristas, además del alto porcentaje de componentes importados en la industria local. A estos se les suman los países asociados a Estados Unidos, como por ejemplo Puerto Rico y Guam.

En 2017 asumió la presidencia Rafael Correa y se esperaba que siendo un político de centroizquierda cree una moneda nacional. "Mucho más sencillo sería tener tipo de cambio", expresó el ex mandatario.

En resumen: dolarizar modificaría uno de los pocos factores que distinguen a la crisis actual de la del 2001, que en su momento generó la corrida cambiaria, que derivó en el corralito y la historia ya conocida. El Banco Central aumentó su tasa de interés a un día a un 60% anual para tratar de detener la fuga de capitales. No circulan billetes de balboa, sólo monedas.



Сomo este

Más reciente




Recomendado