Tecnología

Adiós Kepler: el telescopio espacial de la NASA se queda sin combustible

Adiós Kepler: el telescopio espacial de la NASA se queda sin combustible”

Cuando comenzó a planearse la construcción del telescopio espacial Kepler, hace 35 años, no se conocía ningún planeta fuera del Sistema Solar.

"Kepler ha superado todas nuestras expectativas y allanó el camino de nuestra exploración y búsqueda de vida en el sistema solar y más allá", señaló el director adjunto del Departamento de Misiones Científicas de la NASA, Thomas Zurbuchen, en un comunicado.

Este observatorio espacial orbita alrededor del Sol y, su misión, era buscar planetas extrasolares, especialmente aquellos de tamaño similar a la Tierra que se encontraran en la zona de habitabilidad de su estrella.

La agencia espacial explicó que Kepler se ha quedado sin el combustible necesario para otras operaciones científicas y que, por ese motivo, la NASA ha optado por retirar el telescopio dentro de su órbita actual, lejos de la Tierra.

Eso quiere decir que esos exoplanetas se ubican a distancias de sus estrellas que harían posible que en su superficie haya agua líquida, considerada un ingrediente esencial para la vida.

Lanzado al espacio el 6 de marzo de 2009, el telescopio Kepler combinó técnicas para medir el brillo estelar con la cámara digital más grande equipada para las observaciones del espacio exterior en ese momento.

El telescopio examinó más de medio millón de estrellas durante sus operaciones, agregó la agencia. El primer planeta rocoso se anunció en enero de 2011, el Kepler-10b.

Gracias a Kepler, también sabemos que hay más planetas que estrellas en la Vía Láctea.

El telescopio también ha hecho extraños descubrimientos, como los sistemas en los que hasta ocho planetas se agolpan en una órbita compacta alrededor de su estrella.

Como ocurre cuando fallece un importante científico, surgieron de inmediato tributos a Kepler.

"No solo nos mostró cuántos planetas podrían estar ahí afuera, sino que generó un campo de investigación completamente nuevo".

La muerte de Kepler no es una sorpresa. En 2013 los problemas mecánicos precipitaron la conclusión de la misión original del telescopio, que inicialmente debía durar tres años y medio.

Sin embargo, hace unas semanas, el combustible cayó a un nivel muy bajo. Kepler tiene paneles solares, pero estos solo alimentan sus dispositivos electrónicos a bordo.



Сomo este

Más reciente




Recomendado