Mundo

Aplausos para el Papa en la fiesta de San Francisco

Aplausos para el Papa en la fiesta de San Francisco”

En referencia al Sínodo, comentó que “este acontecimiento, que reúne a obispos del mundo entero con el Papa Francisco, es un espacio de discernimiento fraterno para descubrir lo que el Espíritu quiere decirle a la Iglesia sobre ese tema particular. No en vano, los trabajos del Sínodo se han organizado en una estructura de 3 partes, siendo la primera dedicada a la Iglesia en escucha de la realidad, que se alargará durante esta primera semana del Sínodo.

De los discursos, añadió este laico responsable del departamento de Comunicación del Vaticano, también surgió "la necesidad para la Iglesia de volver a ser creíble". "Se ha prestado gran atención a los participantes que no eran Padres Sinodales".

También ha destacado que el documento de trabajo, el 'Instrumentum laboris', está "muy bien hecho" gracias a la participación de los jóvenes.

“María, la joven Virgen de Nazaret, a quien invocamos con el bello nombre de Nuestra Señora del Rosario como patrona de nuestra Iglesia diocesana, y celebramos hoy en todas las comunidades, cuide particularmente a los jóvenes con ternura materna”, rogó.+.

“Tenemos que llegar a la convicción de que en nuestra diócesis ‘toda la Iglesia evangeliza a toda la juventud”, animó el prelado, e invitó, mientras tanto, a rezar y hacer rezar “para que en estos días del Sínodo, la Iglesia se deje guiar por el Espíritu Santo; que Él haga resonar inconfundible la voluntad del Padre y sea escuchada por el oído creyente de la Iglesia”. Bodeant Fernández resaltó que, "los jóvenes hicieron muchas preguntas en ese encuentro, pero lo que más ha llamado la atención es la inquietud de los jóvenes por el cómo hacer para llevar una vida en coherencia con el Evangelio, es decir, cómo vivir en mundo que presenta otros valores, otras propuestas, y vivir de acuerdo a la fe que se profesa de una forma realmente comprometida, no la fe como un espacio, ni como un accesorio, sino como algo que verdaderamente impregne la vida y se manifieste en todas sus dimensiones". Los jóvenes no están perdidos, quizás la que está perdida es la sociedad que no les abre las puertas. "El aporte de los jóvenes al Sínodo, sobre todo en el documento pre-sinodal, se valorizó mucho los pequeños grupos, especialmente allí donde los cristianos son minoría, allí donde cuesta más manifestarse y expresar esa identidad, entonces allí encontramos una invitación a que realmente favorezcamos diversas formas de encuentro". "Por lo tanto, estos días estamos escuchando".



Сomo este

Más reciente




Recomendado