Mundo

EEUU condena la "implicación" de Maduro en el 'suicidio' del opositor Albán

EEUU condena la

Shamdasan agregó que los funcionarios venezolanos estaban obligados a garantizar la seguridad de Albán mientras estaba bajo su custodia. Existen "informes contradictorios sobre lo ocurrido", declaró una portavoz del Alto Comisionado, Ravina Shamdasani, en rueda de prensa en Ginebra.

Ante una turbia y viciada investigación por parte del gobierno (como es costumbre), la comunidad internacional condena al unísono la muerte de Fernando Albán en circunstancias aún desconocidas, por más que el chavismo divulgue una versión de "suicidio".

"El concejal fue trasladado en horas de la noche a una oficina en el piso 8 de El Helicoide y allá lo esperaban varios oficiales que lo torturaron".

Pero el partido del concejal de Caracas, Primero Justicia, denunció que se trató de un "asesinato".

Ortega Díaz, destituida por el gobierno de Nicolás Maduro, asegura que tiene información de que el concejal Fernando Albán murió ahogado en las instalaciones del Sebin, en Plaza Venezuela y no se suicidó como afirma el gobierno.

Según el parlamentario, el cuerpo de Albán "fue lanzado sin vida desde el edificio del Sebin". Maduro no se ha referido al tema.

En el texto en el que la CEV manifiesta su preocupación e indignación ante las detenciones que están ocurriendo en el país, muchas sin "un abrigo legal", se señala que "para nadie es un secreto" que Albán tenía "profundas convicciones religiosas" y "coherencia con los valores de la fe que ratifican la opción por la vida y no por la muerte".

El documento añade que "Uruguay confía" en que, a través de una investigación objetiva y bajo todas las garantías legales, el gobierno de Venezuela pueda determinar las causas de la muerte y establecer responsabilidades, de conformidad con la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y en línea con lo manifestado por la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas. "Inclusive, envió directrices a su equipo para que se mantuviese trabajando en favor de los pobres", subrayó en un comunicado la Arquidiócesis, fuerte crítica del gobierno.

Destacó que por esa razón pedirán una recusación del fiscal por "hablar de un suicidio a priori indica el sesgo de la investigación".

Albán, concejal del municipio Libertador, de Caracas, formaba parte de la treintena de detenidos por el presunto ataque contra Maduro, que dejó siete uniformados heridos.

Nicolás Maduro calificó los hechos del 4 de agosto de "magnicidio en grado de frustración" y responsabilizó como autor intelectual al diputado Julio Borges, fundador de Primero Justicia y exiliado en Colombia.

La muerte de Albán ha desencadenado condenas a nivel internacional y de peticiones de investigaciones pertinentes para esclarecer el caso. El partido denunció que le negaron la atención médica.

En tanto, la embajada de Estados Unidos en Venezuela afirmó que la de Albán es una muerte "sospechosa".

Después amenazan a periodistas, abogados y políticos por señalar las incongruencias de los responsables. "Esto no es suicidio, esto es homicidio", gritaron ante agentes policiales. Por ahora se desconoce cuándo serán sus exequias.



Сomo este

Más reciente




Recomendado