Negocios

Iberdrola inaugura su primer parque eólico marino en el Báltico

Iberdrola inaugura su primer parque eólico marino en el Báltico”

Para la compañía el Wikinger ha supuesto la consolidación como referente del sector de las energías renovables en Europa.

En un comunicado, Iberdrola ha explicado que Wikinger ya suministra 350 megavatios (MW) de capacidad a la red eléctrica alemana y aporta energía renovable y de alta eficiencia a 350.000 hogares.

Wikinger es la primera instalación eólica marina diseñada y operada al cien por ciento por una empresa española y para Iberdrola el primer proyecto eólico marino que acomete en solitario, después del parque West of Duddon Sands, de 389 megavatios (MW), en aguas del mar de Irlanda y que hizo en consorcio con la danesa Dong Energy.

Galán ha subrayado que el Wikinger es un ejemplo de tecnología puntera y representa una avance en la transición energética hacia una economía sostenible y baja en carbono.

Al Wikinger se sumarán otros dos parques o eólicos: Baltic Eagle y Wikinger Süd.

Iberdrola cuenta con una cartera de potenciales proyectos a los que aspira por otros casi 8.000 MW más en 'offshore', con la puesta en juego a futuro de otros 3.100 MW en Alemania y Reino Unido y de unos 4.600 MW en Estados Unidos, con unos 2.200 MW en el área de Vineyard y otros 2.400 MW en Kitty Hawk (Carolina del Norte).

Iberdrola ha tenido como proveedores para desarrollar el proyecto Wikinger a varias empresas españolas, entre ellas la constructora naval Navantia, que, precisamente, ha debutado como proveedor de infraestructura para energía eólica marina con este parque. En concreto, en su desarrollo han participado empresas como la asturiana Windar, con la construcción de 280 pilotes de 40 metros de longitud, así como la danesa Bladt y la española Navantia, que han fabricado las 70 cimentaciones ('jackets'), o Adwen, que se ha encargado de las turbinas.

Las turbinas, los de mayor potencia -5 megavatios cada una- y dimensiones instaladas por Iberdrola, han sido fabricadas por Siemens Gamesa en sus plantas alemanas de Bremerhaven y Stade. Con una altura total de 165 metros, están formados por una nacelle de 222 toneladas de peso, un rotor de 135 metros de diámetro, cuyas palas tienen 67 metros de longitud cada una, y una torre de 75 metros de altura.

La subestación marina, bautizada como 'Andalucía', es un de las infraestructuras clave de Wikinger y va a ser utilizada conjuntamente por Iberdrola y 50Hertz, operador del sistema eléctrico alemán. También el corazón energético del parque, la subestación marina, ha sido construida por Navantia en su sede en Puerto Real (Andalucía). Este parque también supone el primer paso de la compañía para convertirse en líder de la generación de energía eólica marina en Alemania. Estas grandes inversiones ayudarán a avanzar en la transición energética hacia un modelo descarbonizado y combatir el cambio climático.

- East Anglia (EAO): macroproyecto en plena construcción en aguas británicas del Mar del Norte, será uno de los mayores parques eólicos marinos del mundo, cuando comience a operar en 2020. Iberdrola estima necesitará una inversión de unos 2.500 millones de libras (el parque tendrá 714 MW de capacidad).

- Saint-Brieuc: esta instalación, de 496 MW de potencia instalada, estará ubicada a 20 kilómetros mar adentro frente a la costa de la Bretaña francesa, en el norte del país y a unos 100 kilómetros de la ciudad de Rennes.

- Vineyard Wind: el grupo Iberdrola, a través de la sociedad Vineyard Wind, ha recibido la autorización del Massachusetts Electric Distribution Companies (EDC) para construir un gran parque eólico marino en la costa noreste de los Estados Unidos. El proyecto, que supondrá el desembarco a gran escala de la compañía en este negocio en dicho país, contará con una capacidad de 800 MW.



Сomo este

Más reciente




Recomendado