Mundo

La escalofriante confesión de un niño de 11 años: "Maté a papá"

La escalofriante confesión de un niño de 11 años:

Un hombre de 51 años fue asesinado de un escopetazo en su casa de la localidad de Berazategui por su propio hijo, de 11 años. Un nene de 11 años mató a su papá de un escopetazo en la espalda. Fue en una casa de la calle 12 al 3200, en el sudeste del Conurbano Bonaerense.

Alertados por un llamado al 911, los policías que llegaron hasta la propiedad de la familia hallaron al hombre -cuya identidad se preserva para resguardar la del menor imputado- tirado en la cocina con una herida de escopeta en el lado izquierdo de la espalda.

En la vivienda se encontraban la víctima y sus dos hijos, una joven de 19 años que al momento del disparo se estaba bañando, y el nene de 11.

Aparentemente, el chico habría sacado la escopeta calibre 28 de abajo de la cama.

El padre, quien trabajaba como empleado municipal en Berazategui, fue trasladado de urgencia al Hospital Evita Pueblo de la ciudad, donde estuvo internado hasta el día siguiente cuando murió alrededor de las 21. También fue secuestrado un rifle de aire comprimido.

"Maté a papá, maté a papá", repetía el chico, conmocionado, aunque según trascendió, la víctima alcanzó a contarle a su hija mayor y luego a algunos policías que "fue un accidente", ya que el chico no se daba cuenta del riesgo que implicaba el manejo del arma. "Si hubiera agarrado el aire comprimido, otra hubiera sido la historia", sostuvo una fuente judicial.

El caso quedó bajó la intervención la Fiscalía del Fuero de Responsabilidad Penal y Juvenil Menores, descentralizada de Berazategui, a cargo del fiscal Federico Weinstein, quien caratuló el hecho como "homicidio culposo".

Según revelaron, el niño tiene un retraso madurativo y el padre dijo que todo se trató de un accidente justo antes de perder la vida. “El chico está con su familia, para su contención”, señaló la fuente judicial consultada.



Сomo este

Más reciente




Recomendado