Mundo

Los demócratas arrebatan la Cámara Baja a los republicanos en EEUU

Los demócratas arrebatan la Cámara Baja a los republicanos en EEUU”

La elección podría tener gran repercusión, pues por más de 150 años el partido del presidente raramente ha escapado a un voto castigo, y el oficialismo republicano podría perder la mayoría de la Cámara de Representantes.

Si además los demócratas se alzan con el control del Senado, podrían bloquear eventuales nombramientos de Trump a la Suprema Corte, el sistema judicial federal o cargos ejecutivos, pues la Cámara alta tiene la última palabra para confirmar esas designaciones.

Ahora, Trump arranca de verdad su carrera para la reelección, en la que hará todos los esfuerzos que pueda para ampliar su base de apasionados seguidores.

Tras la derrota republicana en la Cámara Baja, está claro que el mandatario no aparcará su tono combativo.

Saber que los demócratas de la Cámara de Representantes no aprobarán la financiación de un muro en la frontera de Estados Unidos, por ejemplo, no evitará que Trump siga defendiéndolo.

Si los demócratas en la cámara le envían citatorios judiciales "nosotros les haremos lo mismo a ellos", dijo Trump en conferencia de prensa el miércoles. "Si eso ocurre (y me investigan), vamos a hacer lo mismo (contra los demócratas desde el Senado), y el Gobierno se paralizará", advirtió Trump.

Un día después de las elecciones legislativas de medio término, que registraron una participación récord de 113 millones de votantes, Trump dijo también que la de este martes fue una "gran victoria" y se lanzó contra quienes, según él, no le dan crédito utilizando su reiterada acusación de noticias falsas.

El cambio demócrata comenzó en Virginia, donde la actual congresista del Partido Republicano, Barbara Comstock, perdió su escaño en la Cámara de Representantes por el 10º distrito del estado ante la demócrata Jennifer Wexton.

Una veintena de líderes del Partido Demócrata exigen "rostros frescos" en puestos de liderazgo, aunque un mayor número está "endeudado" con Pelosi por su espaldarazo en la contienda.

El que está convencido de que en 2020 volverá a ser candidato presidencial -si es que en el Partido Republicano se lo consienten- para volver a ganar la Presidencia de los EEUU por otros cuatro años si los demócratas no logran presentar un candidato de fuerza y de prestigio que al día de hoy no existe.

"Creo que soy la mejor persona para avanzar hacia la unificación, para negociar" con los republicanos, subrayó Pelosi.

Cuando el pleno de la Cámara de Representantes se reúna el 3 de enero para la votación sobre el presidente, Pelosi necesitará el apoyo de al menos 218 demócratas, suponiendo que todos los 435 miembros participen y que todos los republicanos voten en contra de ella.

Trump pasó la noche electoral siguiendo los resultados con su familia y amigos en la Casa Blanca. Su salida deja un núcleo reducido dominado por los conservadores de áreas rurales, cuyos electores apoyan de manera abrumadora a Trump.

Los protagonistas son otras elecciones pioneras, como las mujeres musulmanas, Rhasida Tlaib en Michigan y Ilhan Oman en Minnesota, que también es la primera parte de los Estados Unidos que ocuparán una banca en el Congreso.



Сomo este

Más reciente




Recomendado